"En el mundo soplan vientos que desprecian el conocimiento especializ

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, noviembre 19 (EL UNIVERSAL).- Al recibir el Premio Universidad Nacional, el académico y articulista, José Woldenberg, destacó cuatro aspectos en los que considera que la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) es de vital importancia para el desarrollo de la sociedad mexicana.

No obstante, lamentó que en el mundo existen "vientos anti ilustrados" y que desprecian el "conocimiento especializado", del que, Woldenberg señaló, la casa de estudios ejerce como un pilar para el pensamiento ilustrado, además de fungir como escuela de civilidad.

"En el mundo soplan vientos anti ilustrados que o desprecian el conocimiento especializado o lo equiparan a consejas populares carentes de cualquier sustento científico (...) Parece que el oscurantismo adquiere un nuevo brío en el planeta", lamentó.

Ante esto, dijo, la UNAM no sólo existe como un espacio multidiciplinario, sino plural, en el que conviven distintas corrientes de pensamiento y no existen exclusiones dictadas por la ideología o la política.

Misma que dan riqueza a la institución, pues, dijo, en las escuelas de la Universidad Nacional se puede dialogar y reconocer las diferencias naturales de los individuos.

"Se trata de un pluralismo anclado en la ciencia, no caprichoso ni intolerante. Ahí reside parte de la riqueza de la institución. En que las diferentes escuelas pueden dialogar, encontrar zonas de confluencia y reconocer las diferencias connaturales a cualquier quehacer humano", resaltó.

A lo anterior, concluyó, se suma a la autonomía de la propia universidad y sus actividades culturales, las cuales a su parecer despiertan una visión del mundo rica, variada y estimulante, con posibilidades de transformar la vida positivamente.

El Premio Universidad Nacional recibido por Woldenberg es uno de los más importantes de la UNAM, al reconocer "las destacadas trayectorias que han dejado una huella" en las disciplinas dentro de la casa de estudios, así lo mencionó su rector, Enrique Graue Wiechers.