El mundo festeja la entrada a 2023 tras un año turbulento

© REUTERS - SARAH MEYSSONNIER

Desde Sídney a Nueva York, pasando por los Campos Eliseos de París que reunió a más de un millón de personas, el mundo celebró con pirotecnia y fiestas multitudinarias la entrada a 2023 y dejó atrás un año turbulento, marcado por la guerra en Ucrania y la inflación.

Por una noche, muchos decidieron dejar de lado los presupuestos cada vez más ajustados por la inflación y un virus que todavía causa estragos en China para sumarse al ambiente festivo de Nochevieja tras años marcados por el covid.

Sin las restricciones sanitarias de los últimos años, en Río de Janeiro, la mítica playa de Copacabana esperaba recibir más de dos millones de personas para un show de fuegos artificiales de 12 minutos y una decena de conciertos.

Son días conmocionados en Brasil, que se despide con tres días de duelo de la leyenda del fútbol Pelé y espera, este 1 de enero, la asunción al poder del izquierdista Luiz Inácio Lula da Silva tras cuatro años de gobierno del ultraderechista Jair Bolsonaro.

"Hay una esperanza de un gobierno nuevo que vea más la salud de las personas", desea la carioca Ana Carolina Rodrigues, como muchos vestida de blanco como es tradición en los festejos de Año Nuevo en la ciudad más famosa de Brasil.

Los Campos Elíseos de París se llenaron con alrededor de un millón de personas, desde jóvenes con ganas de fiesta y champán hasta niños en carritos, para contemplar los fuegos artificiales en la capital francesa.

"Estamos aquí por el ambiente, para pasar un buen rato y estar juntos", dijo Ylies Hachelef, de 19 años, mientras jugaba con un grupo de 10 amigos a la espera de la medianoche. "¡Es bonito!".

Escuche aquí el reportaje en francés de los festejos de Baptiste Coulon:


Leer más sobre RFI Español