Mundial educativo: qué países tienen los mejores indicadores y cómo le va a la Argentina

En las escuelas públicas disminuye la cantidad de alumnos, que pasan a las escuelas privadas
La educación argentina se ubica entre la media en comparación con los 32 países que participan del Mundial de Qatar

Si existiera un Mundial educativo, probablemente la final se jugaría entre Corea del Sur y Canadá, los dos países que ostentan los mejores resultados en el aprendizaje de Matemática y Lengua, respectivamente. Si la competencia dependiera de cuántos estudiantes terminan la secundaria, Corea del Sur sería nuevamente el campeón, escoltado por el Canadá y Croacia.

El calvario de una familia que desde hace más de 20 años vive al lado de una autopista

Los datos se desprenden del informe “Mundial educativo”, elaborado por el Observatorio Argentinos por la Educación a partir de cifras de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) y el Banco Mundial. Los expertos de la ONG argentina seleccionaron diez indicadores para evaluar la situación educativa de cada uno de los 32 países participantes del Mundial de Fútbol de Qatar.

“A diferencia de lo que ocurre en un Mundial de fútbol, donde ganar significa meter más goles, el caso de la educación es más complejo porque no hay un indicador como la cantidad de goles. Por eso, tomamos un set de diez indicadores que influyen en la educación y comparamos las estadísticas”, dijo a LA NACION Víctor Volman, director del Observatorio.

Lo que mostró ese contraste, expuso Volman, es que Corea del Sur, Canadá y Dinamarca son “las estrellas”, los dos países que se destacan en acceso a la educación y en los resultados de pruebas estandarizadas, mientras que algunos países africanos, como Ghana, muestran porcentajes muy altos de chicos fuera de la escuela. Por su parte, los indicadores argentinos, en línea con la mayoría de los países latinoamericanos, se ubican a mitad de la tabla.

El resultado de las pruebas estandarizadas es una de las variables que consideraron al realizar el Mundial educativo
El resultado de las pruebas estandarizadas es una de las variables que consideraron al realizar el Mundial educativo - Créditos: @Ricardo Pristupluk

El informe plantea que en el Grupo C, que la Argentina comparte en el campeonato con Arabia Saudita, México y Polonia, Arabia Saudita es el país con menor porcentaje de niños en edad escolar que no asisten al nivel que les corresponde: 2% en primaria, 1% en el primer ciclo de la secundaria y 4% en el segundo ciclo de la secundaria. En la Argentina, esos valores son del 1%, 3% y 18%, respectivamente.

Al considerar los resultados en las pruebas estandarizadas, Polonia tiene la mayor proporción de estudiantes que superan los desempeños mínimos: 96% tanto en Matemática como en Lengua, mientras que los resultados argentinos son 60% y 75% en cada área.

En cuanto a la inversión, Arabia Saudita es el país con el mayor gasto público en educación como porcentaje del Producto Bruto Interno (8%). En la Argentina, es el 5%.

“En el Grupo C, el país que seguro clasificaría sería Polonia, que tiene muy buenos indicadores. Nosotros estaríamos peleando por clasificar”, dijo Volman.

De acuerdo al especialista, la Argentina tiene relativamente buenos indicadores de acceso a la educación y un gran progreso realizado en las últimas dos décadas, pero los grandes desafíos continúan siendo la terminalidad escolar a tiempo y la calidad de la educación, que se refleja en los resultados de las pruebas estandarizadas.

Hay una brecha educativa grande entre lo que pasa en países desarrollados y lo que sucede en países de bajos ingresos. Nuestra inversión en educación es del 5% del PBI, lo que significa que hacemos un esfuerzo alto, pero todavía no se ve un correlato”, explicó Volman.

El sistema canadiense

Las diez variables consideradas en el informe fueron: porcentaje de niños en edad de asistir a la primaria que no van (1%, en la Argentina), porcentaje de niños en edad de asistir al primer ciclo de la escuela secundaria que no van (3%, en la Argentina), porcentaje de niños en edad de asistir al segundo ciclo de la escuela secundaria que no asisten (18% en la Argentina), porcentaje de alumnos que superan el mínimo nivel de desempeño en pruebas estandarizadas en Matemática y Lengua al final del primer ciclo de la escuela secundaria (60% y 75% en la Argentina), tasa de matriculación bruta en la educación terciaria (90% en la Argentina), proporción de jóvenes 25 a 34 años con terciario completo (40% en la Argentina), proporción del gasto público en educación respecto del PBI (5% en la Argentina), años de escolaridad obligatoria y garantizada por el Estado (12 en la Argentina) y años de escolaridad alcanzados por los mayores de 25 años (11,14 en la Argentina).

Según el análisis y la comparación de los datos que expone el informe, Volman sostuvo que Canadá es uno de los países que a nivel general presenta los mejores indicadores educativos del Mundial: el acceso a la educación en chicos de primaria y primer ciclo del secundario es total y solo un 4% de los chicos canadienses no asiste al segundo ciclo de secundaria. Además, el porcentaje de estudiantes que superan los desempeños mínimos es del 95% en Matemática y 96% en Lengua.

“Desde la Argentina nos podemos comparar con Corea del Sur o Dinamarca, pero son países relativamente chicos, en cambio Canadá, más allá de las diferencias, tiene algo en común con nosotros que es el tema del federalismo. Es interesante mirar y pensar cómo gestionan un sistema educativo donde el responsable es una instancia subnacional”, dijo Volman