Mundial: Berlín prohíbe fiesta callejera para fans

·2  min de lectura
MUNDIAL-ALEMANIA FANS (AP)
MUNDIAL-ALEMANIA FANS (AP)

La decisión de la FIFA de realizar el Mundial en Qatar durante el invierno boreal significa que miles de fanáticos alemanes se verán privados de su tradicional fiesta en la que ven el partido en pantallas en la Puerta de Brandemburgo berlinesa.

La autoridad ambiental de la capital alemana dijo a la agencia noticiosa dpa el sábado que difícilmente aprobará las exenciones especiales necesarias para realizar el evento, que según el CEO de la empresa organizadora no sería factible este año.

Willy Kausch, CEO del K.I.T. Group, dijo que era difícil organizar la “milla de los fans” durante la temporada en la que se instalan los mercados navideños, y que las incertidumbres causadas por la pandemia de coronavirus se sumaban a los obstáculos.

“Decidimos no hacerlo”, dijo Kausch.

La milla de los fans era parte crucial de los festejos de los fanáticos alemanes —un tramo callejero de una milla (1.600 metros), con puestos de comidas y bebidas y grandes pantallas donde se exhibían los partidos_, a los que acudían cientos de miles durante los Mundiales anteriores.

Unos 9 millones de fanáticos participaron de la milla cuando Alemania fue la sede del Mundial 2006. Cuando Alemania ganó el Mundial de Brasil en 2014, el equipo de Joachim Löw presentó la copa a los fanáticos en la milla frente a la Puerta de Brandemburgo. La última milla fue en 2018, aunque con mucho menos entusiasmo, ya que Alemania resultó eliminada en la rueda inicial.

En 2015, FIFA decidió trasladar la Copa del Mundo —que tradicionalmente se realiza en verano— al invierno debido al intenso calor en Qatar, que recibió la sede en 2010 en medio de denuncias de corrupción. Fiscales estadounidenses dijeron que se pagaron sobornos a miembros del comité ejecutivo de la FIFA para que votaran por Qatar.

El presidente de la federación alemana de fútbol, Theo Zwanziger, criticó enérgicamente la decisión en su momento y posteriormente fue sometido durante varios años a una operación encubierta por parte de Qatar, realizada por exagentes de la CIA, para tratar de hacerle cambiar de opinión. La operación fracasó.