Mundial 2022: Macron tuvo que responder a una lluvia de críticas por sus planes de viajar a Qatar

Macron abraza a Pogba tras la final de Rusia 2018
Macron abraza a Pogba tras la final de Rusia 2018 - Créditos: @CHRISTIAN HARTMANN

BANGKOK.- El presidente de Francia, Emmanuel Macron, dijo hoy que el “deporte no debería politizarse”, días después de anunciar, entre críticas, que asistirá al Mundial de Qatar si el seleccionado de su país alcanza las semifinales.

En declaraciones desde Bangkok, Macron opinó que las cuestiones relacionadas con los derechos humanos y el medio ambiente en Qatar eran “preguntas que había que hacerse cuando se adjudicó el evento”. La FIFA eligió a Qatar como anfitriona del Mundial de este año en una votación realizada en 2010.

A principios de semana, el Palacio del Elíseo indicó que Macron viajará a Qatar si la selección llega a semifinales y precisó que el mandatario “les escribió un mensaje” en este sentido.

Macron, de visita oficial en Bangkok
Macron, de visita oficial en Bangkok - Créditos: @JACQUES WITT

El primer Mundial que se celebra en un país árabe, que empieza el domingo, ha despertado múltiples polémicas, desde las condiciones de vida de los trabajadores migrantes al impacto de los estadios con aire acondicionado en el medio ambiente y el lugar que ocupan las personas LGBTQ, las mujeres y las minorías.

Tales críticas llevaron a algunos aficionados, sobre todo en Europa Occidental, a boicotear el torneo.

El mes pasado, la ciudad de París anunció que no emitirá los partidos de la Copa del Mundo en pantallas gigantes en zonas públicas para los aficionados ante la preocupación por el registro de derechos humanos del país. A pesar de que Francia es la campeona defensora, otras ciudades del país adoptaron la misma medida.

Macron insistió en que “es una muy mala idea politizar el deporte”, al recordar que París será sede de los Juegos Olímpicos de 2024. También viajó en 2018 a Rusia para ver la final que ganó Francia contra Croacia.

El presidente Macron, celebra el triunfo de Francia en la final de Rusia 2018
El presidente Macron, celebra el triunfo de Francia en la final de Rusia 2018 - Créditos: @DPA

El equipo francés, que llegó ayer a Doha, se ha mantenido cauteloso en su postura sobre los derechos humanos en Qatar.

Los jugadores dieron marcha atrás a una iniciativa compartida por varios equipos europeos que quieren que sus capitanes lleven brazaletes con los colores del arco iris en apoyo a la lucha contra la discriminación.

La FIFA no ha dicho si autoriza su uso en Qatar, donde la homosexualidad está penalizada. Hay que “mostrar respeto” al país organizador, justificó el capitán francés, Hugo Lloris.

Agencias AP y AFP