Una multitud de protestas pacíficas inunda las calles de Los Ángeles (EE.UU.)

Agencia EFE

Los Ángeles (EE.UU.), 2 jun (EFE).- En el cuarto día consecutivo con toque de queda y una semana después de que comenzase la ola de protestas en Estados Unidos, miles de manifestantes pacíficos inundaron las calles de Los Ángeles desde la mañana hasta la noche del martes en una de las jornadas más multitudinarias.

El distrito de Hollywood y el centro de Los Ángeles fueron el escenario de largas marchas que llegaron también a la residencia del alcalde de la ciudad, Eric Garcetti, quien durante la mañana se arrodilló junto a otros policías frente al Ayuntamiento en solidaridad con la causa, bajo aplausos y gritos.

Desde el sábado, el regidor de la segunda ciudad más poblada del país ha mantenido una actitud muy dura por los saqueos y disturbios violentos que llevaron a que en la misma noche declarase el estado de emergencia y desplegase a la Guardia Nacional.

Pero el tono tranquilo de las protestas de hoy contrastó con las escenas de tensión y criminalidad de días anteriores.

EL PASEO DE LA FAMA DE HOLLYWOOD, ESCENARIO DE MANIFESTACIONES

Por segundo día consecutivo, Hollywood se olvidó del glamur del cine para empaparse de la rabia y la indignación de las protestas.

Miles de personas se manifestaron durante horas en una larguísima marcha sin un destino ni rumbo concreto, bajo un calor intenso, y que culebreaba por las calles de Hollywood hasta que los policías les obligaban a dar media vuelta para continuar deambulando por otro lado.

Esta protesta fue un ejemplo del carácter impredecible de estas concentraciones: había sido convocada por el rapero YG y la gente acudió pese a que la desconvocó a última hora por motivos de seguridad.

Y también dejó imágenes para los manuales de historia: la Guardia Nacional pisando las estrellas del Paseo de la Fama y rodeando el Dolby Theatre, el recinto que acoge los Óscar cada año.

"Tu lucha es mi lucha". Con ese cartel caminaba la joven latina Jimena Juárez.

"Estamos protestando por la libertad (...). Si eres negro, estás oprimido y no puedes hacer las cosas normales que cualquier otra persona puede hacer", dijo a Efe.

LA POLICÍA DE LOS ÁNGELES AGRADECE EL TONO PACÍFICO

La otra gran manifestación del martes se dio en el centro de Los Ángeles con miles de personas tomando pacíficamente los alrededores del Ayuntamiento.

"Es bastante abrumador", admitió a Efe Sheri, una joven de origen asiático que salió hoy a la calle por primera vez durante estas movilizaciones.

Aunque la protesta se fue diluyendo cuando se acercaba el toque de queda, varios cientos de manifestantes permanecieron frente al ayuntamiento de forma pacífica y pese a los requerimientos de la Policía para que abandonaran el lugar.

Los manifestantes guardaron varios minutos de silencio y cantaron a capela "Lean On Me" de Bill Withers.

"Esta tarde vimos lo mejor de Los Ángeles. Miles de manifestantes pacíficos marcharon en solidaridad. Continuaremos facilitando el derecho de la primera enmienda para reunirse pacíficamente y seguiremos escuchando, aprendiendo y creciendo", escribió en Twitter la policía angelina.

CONCENTRACIONES FRENTE A LA CASA DEL ALCALDE

También se celebró otra concentración espontánea frente a la residencia del alcalde de la ciudad en la que algunos policías se arrodillaron en momentos de silencio.

A lo largo de la tarde se sumaron miles de personas en las inmediaciones de la vivienda, hasta que a las 6 de la tarde entró en vigor el toque de queda y la mayoría de participantes se fue, animado por los organizadores.

Hubo un momento de tensión entre los que decidieron desafiar el horario, pero finalmente los policías se fueron entre aplausos sin disolver la protesta y según cayó la noche se produjeron varias detenciones por incumplimiento del toque de queda, la gran mayoría sin oponer resistencia.

Javier Romualdo y David Villafranca

(c) Agencia EFE