Una multitud de excursionistas colapsan la montaña más alta de Cataluña para hacerse una foto en la cima

La montaña más alta de Catalunya, la Pica d’Estats, ha registrado este fin de semana una imagen insólita. Decenas de excursionistas han colapsado la cima, ubicada a 3.143 metros de altura, y han tenido que hacer largas colas para poder coronar el pico más popular de Cataluña. Así se puede apreciar en un vídeo de apenas seis segundos que ha compartido el Parc Natural de l’Alt Pirineu en su cuenta oficial. En la grabación aparecen los montañeros uno detrás de otro esperando, sin mascarilla y sin mantener la debida distancia de seguridad, para poder fotografiarse junto a la cruz ubicada en la parte más alta. “Este puente de tres días ha supuesto una nueva jornada de masificación de excursionistas en la Pica d’Estats, con una larga cola para hacerse la foto en la cruz de la cima”. Este es el mensaje que el Parc Natural de l’Alt Pirineu escribe junto al vídeo que comparte. Y es que este ha sido un fin de semana de tres días festivos en Cataluña con motivo de la Diada y muchos ciudadanos han aprovechado para escaparse a la montaña. Pero esta masificación no solo se ha vivido en la Pica d’Estats sino también en otros lugares de l’Alt Pirineu como la localidad de Sant Joan de l’Erm, donde se han podido ver un elevado número de autocaravanas y coches aparcados a lado y lado de la carretera. Así se puede apreciar en otro vídeo que ha compartido el Parc Natural de l’Alt Pirineu en el mismo hilo de Twitter y que ha generado la reacción de los usuarios. Tras estos hechos, la dirección del Parque ha anunciado que regulará el acceso de visitantes para evitar la masificación en lugares como la Pica d’Estats, el Puerto de Sotllo o Sant Joan de l’Erm. Esta no es la primera vez que los responsables de este paraje natural alertan de la masificación a la que se ha visto sometida durante los meses de verano. El pasado 12 de agosto, ya advirtieron de que el aparcamiento donde se encuentra el acceso de la Pica d’Estats esta al límite de su capacidad y recomendaba a los visitantes utilizar el transporte público. Este verano el parque ha batido todos su récord de visitantes con más de 16.500, cuando la media de es de 13.000 durante los meses de verano.