Prohíben las selfis con geishas en Kioto por mal comportamiento de los turistas

Newsweek México

Las autoridades de Kioto en Japón, decidieron introducir multas  para los turistas que molesten y acosen a las geishas.

Las medidas incluyen la prohibición de tomar  videos o fotografías como selfis en el distrito Gion, el barrio donde residen las geishas, a menos que se tenga el consentimiento de ellas. 

Hasta 10,000 yenes (1,762 pesos) se pagará por alterar el orden y molestarlas. 

Esto, en respuesta al aumento de quejas de residentes y negocios sobre el mal comportamiento de los turistas extranjeros que persiguen a estas mujeres e incluso las han llegado a jalonear con tal de tomarse una fotografía con ellas. 


En el barrio se encuentran exclusivos restaurantes donde las geiko y maiko (las aprendices de geisha) entretienen a los clientes en la cena. 

El mal comportamiento de los turistas es un problema que se ha incrementado en Kioto, donde los visitantes además de visitar los templos y santuarios antiguos, desean ver a las famosas geishas. 

Te puede interesar: “Van a morir”: Sujeto provoca incendio en estudio de animación en Japón y deja al menos 33 muertos

Ante el temor que la situación empeore con la realización de los Juegos Olímpicos de Tokio el próximo verano, las autoridades locales han colocado carteles y panfletos en el barrio donde viven las geishas advirtiendoles sobre la multa y las prohibiciones. 

También se instaló un sistema de circuito cerrado en las calles privadas para asegurarse que los turistas no violen la prohibición de las fotografías.

Uno de los carteles en las calles de Kioto Foto: Twitter

Los residentes locales expresaron que esperan estas medidas ayuden a preservar la atmósfera refinada y tradicional de la ciudad.

The acuerdo con el diario inglés The Guardian, 31 millones de personas visitaron Japón en 2018, 9% más que el año anterior, por lo que la presión sobre las ciudades ha aumentado.

Entérate: Turista secuestra a empleada de casa de cambio en Venecia

Con información de The Guardian y The Independent.