La Guardia Civil multó con 600 euros a un anciano con Alzheimer por violar la cuarentena

·2  min de lectura
Coronavirus: el gobierno de España decreta el estado de alarma en Madrid y crece la tensión
Coronavirus: el gobierno de España decreta el estado de alarma en Madrid y crece la tensión

La orden era respetar el confinamiento, y así la hizo cumplir la policía de Villardeciervos, una localidad de la comunidad española de Castilla y León. Y lo hizo sin miramientos, a rajatabla, al punto de multar con 600 euros a un hombre de 89 años con Alzheimer, que sin saberlo desobedeció las indicaciones de los agentes.

El incidente, sucedido en 2020 pero revelado este sábado por el diario El Correo de Zamora, tuvo como protagonista a un hombre que fue interceptado en la calle por la Guardia Civil, cuando regía una estricta cuarentena, y lo instó a que volviera.

El hombre volvió a salir y cuando lo vieron de nuevo lo tomaron como una grave desobediencia, que le terminó costando una multa de 600 euros.

“En pleno estado de alarma, mi marido sale a la calle sin mi conocimiento. Cuando me doy cuenta de su ausencia, me asomo a la ventana y me percato de que está siendo interpelado por unos agentes de la Guardia Civil”, relató sobre el incidente la mujer del acusado.

“Salgo a la vía pública y me dirijo a los agentes para preguntar si hay algún problema con mi marido”, añadió. Les dijo que su marido “está muy sordo y que él no se entera de las noticias, que tampoco me hace caso porque no entiende lo que le digo y que en cuanto me descuido (a veces me quedo dormida en el sofá viendo la novela) se me escapa a la calle y se pone en la puerta de otro vecino donde da el sol, porque en esa época del año estamos solos en esta plaza y no vemos a nadie”.

Los agentes pidieron la documentación, tomaron todos los datos y se fueron. Según la mujer del anciano, el hombre “vive en su mundo” y “no entiende lo que le estás diciendo, se ríe y no te hace caso”.

Luego recibieron seis folios de notificación del expediente que no es capaz de leer, como tampoco de comprender lo que se le está comunicando desde la Subdelegación de Gobierno. Como tampoco entendía que no se podía salir a la calle a pasear y tomar sol.