Multa por lanzar un huevo al rey Carlos III de Inglaterra

Un hombre de 21 años fue condenado el viernes a una multa de 100 libras (unos 122 dólares) por haber lanzado en diciembre un huevo contra el rey Carlos III de Inglaterra, durante un desplazamiento que consideraba "de mal gusto".

Harry Spartacus May, acusado de alteración del orden público, se declaró culpable de los actos que se le imputaban ante la Corte de Westminster en Londres.

Durante la audiencia, el fiscal afirmó que el acusado explicó su acto a los policías que lo habían detenido e interrogado precisando que la visita del monarca a la "ciudad pobre" de Luton, en el norte de Londres, el 6 de diciembre, era "de mal gusto".

"Usted apuntó contra alguien. No importa cuáles sean sus motivos", replicó el juez.

En la audiencia, el joven -que llevaba anteojos y una chaqueta azul marino- no manifestó ninguna emoción particular durante la lectura de los hechos que se le imputaban.

Según su abogado, "lamenta profundamente" su gesto.

Además de la multa, Harry May tendrá que pagar 85 libras (103 dólares) de gastos judiciales.

Durante esta visita a Luton, Carlos III se reunió con funcionarios de la ciudad, organizaciones caritativas y visitó un nuevo templo sij.

A principios de noviembre, un hombre de 23 años ya había sido detenido en York, en el norte de Inglaterra, después de lanzar huevos al nuevo soberano mientras éste saludaba a los ciudadanos, a pie, en el centro de la ciudad en compañía de su esposa Camila.

Acusado de "comportamiento amenazador", debe comparecer el 20 de enero ante un tribunal de York.

"Este país fue construido con la sangre de los esclavos", habría gritado antes de ser detenido por varios policías, en un momento en que el Reino Unido se enfrenta cada vez más a su pasado esclavista y colonialista.

El sospechoso fue puesto en libertad bajo fianza.

mhc/gmo/lch/mab/jvb