Multa de 14mp contra vecinos ruidosos, propone PAN en CDMX

CIUDAD DE MÉXICO, noviembre 22 (EL UNIVERSAL).- El diputado local del PAN Ricardo Rubio propondrá aumentar las sanciones en contra de los vecinos ruidosos de la Ciudad de México.

El legislador presentará una iniciativa para modificar los artículos 31 y 32 de la Ley de Cultura Cívica de la Ciudad de México para que se castigue con hasta 72 horas de arresto o 36 horas de trabajo comunitario o multa de hasta 14 mil 914 pesos a quienes produzcan o causen ruidos, por cualquier medio, que notoriamente atenten contra la tranquilidad o represente un posible riesgo a la salud.

De acuerdo a la propuesta, informes de la Organización Mundial de la Salud (OMS) han determinado que el ruido es el segundo factor más perjudicial para la salud después de la contaminación del aire, por lo que una persona no debe estar expuesta a más de 60 decibeles.

La contaminación acústica, refiere la misma OMS, es uno de los factores ambientales que provoca, solo en Europa, según la Agencia Europa del Medio Ambiente (AEMA), al año 16 mil 600 muertes prematuras y más de 72 mil hospitalizaciones. Asimismo, la OMS define como ruido cualquier sonido superior a 65 decibelios, por lo que, en concreto, dicho ruido se vuelve dañino si supera los 75 decibeles y doloroso a partir de los 120.

En consecuencia, los expertos en la salud recomiendan no superar los 65 decibeles durante el día e indican que para que el sueño sea reparador el ruido ambiente nocturno no debe exceder los 30 decibeles.

Expertos en la materia también señalan que el ruido excesivo y constante, más allá de los lógicos efectos negativos sobre la audición, como la sordera, pueden llegar a provocar otros problemas en la salud humana, especialmente entre los más jóvenes y los más mayores.

“Si a todo lo precisado con anterioridad, añadimos el hecho de que la Procuraduría Ambiental y del Ordenamiento Territorial (PAOT), de 2002 a 2019 recibió siete mil 796 denuncias en materia de ruido y vibraciones en la Ciudad de México, principalmente en zonas donde existe una importante actividad de restaurantes, bares, cantinas y otros giros comerciales, considero como legislador que es importante establecer nuevos mecanismos que disminuyan de manera considerable las emisiones de esta fuente de contaminación”, apuntó.