Mujeres sufren más violencia doméstica a raíz del confinamiento

Daniel Iglesias
·2  min de lectura
Mujeres sufren más violencia doméstica a raíz del confinamiento
Mujeres sufren más violencia doméstica a raíz del confinamiento

Como parte de la convocatoria de proyectos de investigación e incidencia #IBEROfrentealCovid19, la IBERO Tijuana desde el Laboratorio de Interacción Humana de la Frontera (LIHF), desarrolla un estudio para conocer los efectos psicosociales del confinamiento en distintos sectores de la población de la frontera, en busca de generar material de apoyo para la prevención de problemas de salud mental y violencia de género.
En la presentación de los resultados durante la mesa virtual: “Cambios de las dinámicas, violencias y atención hacia las mujeres durante la pandemia¨, se reveló que las mujeres han sido afectadas desproporcionalmente por el confinamiento en comparación a los hombres, señaló la Mtra. Erika Clairgue Caizero, jefa del departamento de Bienestar y Cuidado de la Salud de IBERO Tijuana.
“Hemos presentado algunos de los resultados del estudio en el marco del Día Internacional de la Mujer; algunas de las cosas que más llamaron la atención tienen que ver con las actividades domésticas y cómo las mujeres, a comparación de los hombres, son quienes expresan tener más problemas de salud mental como ansiedad, depresión y alteraciones de sueño”, indicó.
Mtra. Erika Clairgue Caizero
La metodología del estudio incluyó 1,447 encuestas, 16 entrevistas en profundidad a población general, 12 conversaciones de WhatsApp, 73 encuestas a población vulnerable, un grupo focal a organizaciones y 3 diseños de intervención.
“Por otro lado, hay un considerable porcentaje de las mujeres que dicen sentirse inseguras y agobiadas por mantenerse tanto tiempo en casa. Esto podría hablar de la experiencia con los agresores y también el hecho de que la violencia es un asunto de la vida cotidiana”, explicó la maestra.
“Hay un cuestionamiento que dice ‘¿usted presenta violencia doméstica?’ la mayoría responde que no, pero después, en un alto porcentaje, cuando les hacemos las preguntas del violentómetro, afirman que han tenido por lo menos una expresión de violencia, sobre todo de tipo psicológico. Entonces esto habla de que hay una violencia normalizada en el interior de los hogares”, destacó.
A un año de la pandemia por COVID, el estudio reporta que las mujeres han sido más afectadas por la pandemia, presentan mayores índices de ansiedad severa y depresión que podrían explicarse con el incremento de actividades de cuidado y trabajo de tutora académica de los hijos en el hogar y que aún existe una percepción de inexistencia de violencia, lo cual habla de un problema cultural arraigado que será difícil de cambiar.
De esta manera, la IBERO Tijuana continuará contribuyendo a la visibilización del problema de violencia de género hacia las mujeres, así como a su disminución mediante intervenciones desde la comunidad universitaria, personal académico y estudiantado, dirigidas a toda la comunidad en general.