Aquí las mujeres solteras ganan más que las casadas y que los hombres: ¿rareza o nueva tendencia?

Sebastián Aguirre
·7  min de lectura
En países como México se celebra el Día del pago igualitario, con el que se reclaman mejores condiciones salariales para las mujeres y la equidad en el trato respecto a los hombres.
En países como México se celebra el Día del pago igualitario, con el que se reclaman mejores condiciones salariales para las mujeres y la equidad en el trato respecto a los hombres. Foto: Getty.

En una región como Latinoamérica, en la que la Organización Internacional del Trabajo (OIT) calcula que en promedio las mujeres recibían un 14,5% menos de salario que los hombres en 2019 (un porcentaje muy similar a lo que ocurre en el mundo, con una disparidad cercana al 16%, según ONU Mujeres), saber que si son solteras obtienen mejores remuneraciones que las casadas o incluso los solteros es un dato curioso que invita a reflexionar sobre qué hay detrás de este escenario.

Pues en Colombia no ha pasado desapercibido un dato que entregó a finales de 2020 el Departamento Nacional de Estadística (DANE), en su informe Brecha salarial de género: que las mujeres solteras ganan un 8,4% más que los solteros en el ingreso mensual y un 15,4% más por hora. Curioso si se contrasta con esto: que las casadas reciben un 15,8% menos ingresos mensuales que los casados.

En otro país de la región hay un panorama similar. El informe Discriminación salarial por género en el sector formal en Ecuador usando registros administrativo, publicado en 2018 por el Instituto Nacional de Estadística y Censo, también reportaba una ligera inclinación en el salario promedio de las mujeres solteras: 739 dólares frente a 647 de los solteros, aunque en las demás condiciones civiles (casadas, divorciadas, en unión libre, entre otras) la relación no les era favorable.

Sin embargo, estos son casos aislados. En el resto del continente impera la desigualdad salarial que, como se refleja en México, es bastante acentuada: allí la brecha es del 29%, aunque en el rango de los solteros el margen se reduce al 4% (datos de Oxfam México).

Una particularidad que describe la OIT en un cuestionario enviado a Yahoo Finanzas es que al analizar una muestra seleccionada de cuatro países (México, Costa Rica, Perú y Uruguay), “el estudio también dejó en evidencia que estas brechas eran mucho menores cuando se medían en horas de trabajo y no en términos de salario mensual”. LA OIT explique, “aunque las mujeres podían incluso ganar más por hora de trabajo que los hombres, al compararlo con la brecha salarial mensual, diversos factores influyen en que las mujeres no logren acceder a empleos que demandan una amplia carga horaria, pero sí a trabajos por horas con mayor flexibilidad en tiempo, que si bien son mejor remunerados por horas, al mes le significan menos ingresos”.

Las explicaciones

El director del DANE en Colombia, Juan Daniel Oviedo, habló con Yahoo Finanzas y explicó por qué, según el informe que publicó dicha entidad a finales de 2020, las mujeres solteras ganan más que las casadas e incluso que los solteros en su misma posición laboral.

En sus palabras, “en el caso particular de las mujeres solteras pueden ser varios los factores interrelacionados los que explican esta brecha ‘a su favor’, incluyendo elementos como sus decisiones profesionales y de vida, su disponibilidad de tiempo para el trabajo remunerado, la carga de trabajo de cuidado no remunerado que social e históricamente se ha recargado en las mujeres y estereotipos de género que determinan señales en el mercado laboral”.

Dice Oviedo que las mujeres solteras están tomando la decisión, en general, de vivir sin cónyuge (“o de lo contrario se ubicarían en la categoría de unión libre”) y pueden dejar más tiempo libre para capacitarse.

También te puede interesar:

HARRISON, NJ - MARCH 08: A fan holds up a sign that says "Equal Pay Times Up Pay Up" in support of the United States Women's National Team fight for equal pay. This was during the 2020 SheBelieves Cup match between United States and Spain sponsored by Visa.  The match took place at Red Bull Arena on March 08, 2020 in Harrison, NJ, USA.  The United States won by a score of 1 to 0. On May 1, 2020, a Federal Judge dismissed the equal pay claims of the World Cup Champions. (Photo by Ira L. Black/Corbis via Getty Images)
Los reclamos por la igualdad salarial han escalado a distintos ámbitos como el deportivo, en el que se demanda una equidad en el trato entre hombres y mujeres. (foto Ira L. Black/Corbis vía Getty Images).

En su Encuesta de Uso del Tiempo, el DANE identificó que las mujeres que viven con un cónyuge invierten más tiempo en trabajo no remunerado que si son solteras, “incluso si en los dos casos viven con hijos”. Además, de acuerdo con el director, “pueden tener más incentivos para procurarse ingresos que preserven su autonomía económica”.

De otro lado, Oviedo plantea que es posible que los empleadores las vean como más competitivas al ser solteras, “pues el estereotipo o expectativa social, como lo muestran los datos, es que las mujeres casadas tendrán mayores responsabilidades familiares que sus pares hombres relacionadas con el matrimonio o el cuidado de los hijos que ya tienen, o que pueden tener expectativas de tener hijos”.

En el medio hay algunos asuntos culturales que también inciden en este fenómeno: en una mujer casada su ingreso aún puede ser percibido como complementario y “se espera un mayor compromiso de su parte en las labores de cuidado no remunerado”. Oviedo cita datos de la encuesta de uso del tiempo, en el que el 41 % de los hombres y 36 % de las mujeres están de acuerdo con que “el deber de un hombre es ganar dinero, el deber de la mujer es cuidar del hogar y la familia”.

Este tipo de elementos culturales, concluye el director del DANE, pueden estar explicando este resultado. “Las mujeres solteras pueden ser un grupo que, en general, se ha ‘autoseleccionado’ para tener menos interrupciones u obstáculos en su carrera profesional, como lo pueden hacer más fácilmente los hombres independientemente de su estado civil, porque de ellos no se espera la mayor inversión de tiempo en trabajo de cuidado si su decisión es tener cónyuge y descendencia. Para las mujeres es más retador lograr este balance debido a un esquema cultural que asigna roles de género”.

Balance desfavorable hacia las casadas

La OIT, en sus respuestas a Yahoo Finanzas, citó cifras compartidas en el informe Día Internacional de la Familia: Cómo el estado civil influye en los resultados del mercado laboral, presentado el 15 de mayo de 2020, basado en las estadísticas disponibles de la OIT para 103 países, en las que describe cómo las personas casadas, y especialmente las mujeres, tienen más probabilidades de estar subempleadas o desanimadas.

“Sí existen brecha entre mujeres solteras y casadas; y la ventaja salarial de las mujeres solteras en Colombia indicada por el DANE en su reciente informe, resulta posible entre otras, si se tienen en cuenta al menos dos explicaciones: primero, porque las mujeres en promedio vienen acumulando un mayor número de años de escolaridad frente a los hombres; y al mantenerse solteras tiene mayor disponibilidad de tiempo para continuar mejorando sus cualificaciones, lo cual les da mayor probabilidad de acceso a ocupaciones mejor remuneradas, incluso frente al promedio de hombres solteros”, afirma la OIT.

Y agrega: “las solteras registran la mayor tasa de desempleo de todos los grupos por sexo y estado civil; quizá el apoyo de sus familias les permite ser más selectivas a la hora de emplearse y poder escoger ocupaciones con mejor remuneración que en el caso de los hombres”.

En el informe sobre discriminación laboral publicado por el Instituto Nacional de Estadística y Censo de Ecuador, se lee que “entre los solteros y las personas que trabajan en empresas medianas, las mujeres ganan incluso más que los hombres. Hay que considerar, sin embargo, que la ausencia de brecha salarial no implica ausencia de discriminación, porque si en promedio el grupo de mujeres tiene mayor capital humano que el de los hombres, un salario igualitario implicaría que se paga un retorno diferenciado menor a la misma capacidad, por el hecho de ser mujer”.

Aunque en años recientes ha habido avances para contrarrestar la brecha de género en la equidad salarial, esta se ha acentuado con motivo de la pandemia. La OIT así lo plantea: “las restricciones sanitarias a distintas actividades económicas derivadas de la crisis de la COVID-19 han afectado de manera más severa a las ocupaciones que implican una mayor proximidad y contacto con el público, situación que en el margen castigó de forma más severa las fuentes de empleo femenino en países de la región”.

El cierre de establecimientos escolares desencadenó en muchos hogares con niños la decisión entre quién de los dos cónyuges debía retirarse del mercado de trabajo; la ventaja salarial a favor de los hombres implicó el retiro de muchas mujeres del mercado de trabajo para generar un menor impacto económico para el hogar, cierra la OIT.

VIDEO | Consejos de altas Ejecutivas a mujeres profesionales