Mujeres y niñas, las que mayor inseguridad alimentaria sufren en Haití

Puerto Príncipe, 3 nov (EFE).- Alrededor de 4,7 millones de personas experimentan altos niveles de inseguridad alimentaria aguda en Haití que, con unos 11 millones de habitantes, es uno de los países con más hambre del mundo, una situación que afecta especialmente a mujeres y niñas, afirmó este jueves Plan International.

Según las últimas investigaciones de la CIF (Clasificación Integrada de la Seguridad Alimentaria), 19.000 personas padecen hambre en un nivel catalogado como catastrófico y, conforme a datos de la ONU, 100.000 niños menores de 5 años están gravemente desnutridos en Haití, en un contexto agravado por la extrema violencia ante las guerras entre bandas armadas.

La violencia constante y la escasez de combustible en el país dificultan la labor de esta organización humanitaria, que trata de responder a la crisis del hambre en los departamentos sureste y noreste, informó la ONG en un comunicado.

De acuerdo con la directora en el país de Plan International Haití, Daphne de Bordes, las mujeres y las niñas son la principal preocupación de la organización que, además del reto de conseguir fondos suficientes para suministrar alimentos y otros recursos esenciales, se encuentra con que la actual crisis hace casi imposible desplazarse.

"La escasez de combustible y la violencia diaria están afectando a cómo y dónde podemos trabajar, y los suministros urgentes no llegan donde deberían. Al final son las mujeres y las niñas las que pagan el precio", indicó.

Un estudio reciente de Plan International sobre el impacto de la crisis del hambre en las mujeres y niñas de las comunidades del sureste de Haití evidencia pruebas de discriminación contra ellas e, incluso, a menudo reciben menos alimentos que los hombres y los niños.

La investigación muestra que, en promedio, las mujeres del 87 % de los hogares reciben una ración de alimentos inferior a la de los hombres, frente al 12 % en los que las mujeres tienen una ración mayor.

Además, en el 58 % de los hogares las niñas reciben una ración de alimentos inferior a la de los niños, agrega.

La crisis del hambre también ha obligado a algunas niñas a realizar actividades sexuales a cambio de comida o dinero, lo que se traduce en numerosos casos de embarazos no deseados y a una edad temprana, según el estudio.

Por otra parte, la reaparición del cólera que afecta al país puede matar a los pacientes en cuestión de horas si no se trata debidamente la enfermedad, que causó la muerte de casi 10.000 personas en el brote registrado en 2010.

Este año es "especialmente preocupante" al respecto, teniendo en cuenta que la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha dicho que hay escasez de vacunas contra el cólera debido al aumento de los casos en el mundo.

(c) Agencia EFE