Mujeres en Neza crean redes para prevenir violencia en hogares

·3  min de lectura

NEZAHUALCÓYOTL, Méx., febrero 11 (EL UNIVERSAL).- En Nezahualcóyotl, Estado de México, funcionan desde hace unas semanas 75 redes integradas exclusivamente por mujeres que pretenden prevenir, disminuir y erradicar la violencia en los hogares y en las calles.

La iniciativa fue impulsada por la Organización de las Naciones Unidades (ONU) y Neza es el primer municipio del país en el que se desarrolla.

Las autoridades locales reconocieron que durante la pandemia generada por el Covid-19 han aumentado entre 40 a 60% las agresiones contras las mujeres, principalmente, en su hogar.

La meta es que existan 100 redes de mujeres en el territorio local, uno por cada cuadrante en los que fue dividido el municipio.

Hasta ahora son más de 2 mil vecinas las que se han integrado a las Redes de Mujeres Constructoras de Paz.

El plan contempla que las propias residentes unidas con las autoridades locales y los policías municipales generen estrategias, acciones preventivas y actividades productivas para reducir las agresiones de las que son víctimas dentro y fuera del hogar.

"Las Redes de Mujeres Constructoras de Paz al igual que las Redes Vecinales de Seguridad por Cuadra aprovechan la nuevas tecnologías de información como las aplicaciones de mensajería digital para establecer mecanismos de comunicación inmediata que les permitan apoyarse en todo momento y al mismo tiempo solicitar ayuda en caso de requerirse, pues integrantes de diferentes áreas de la Dirección de Seguridad Ciudadana se encuentran presentes para atender de inmediato llamados de auxilio o solicitudes", explicó en conferencia de prensa virtual el alcalde, Juan Hugo de la Rosa García.

La subdirectora de la Unidad de Violencia Intrafamiliar y de Género, Karina Cervantes Millán, comentó que la intención es generar una Red de Mujeres Constructoras de Paz en cada uno de los 100 cuadrantes existentes en el municipio, lo que representa que al momento se ha logrado un avance del 75 % y se espera que sean ellas mismas agentes de cambio ante la inseguridad, la violencia y la intolerancia con la intervención de las autoridades locales.

Por la pandemia, las reuniones presenciales se han suspendido, pero permanecen activas por medio de los grupos de mensajería de WhatsApp o por medio de juntas digitales vía Zoom, en las que participan mujeres de todas las edades y en las que de manera constante se envía información preventiva, se discuten y socializan las problemáticas que como mujeres sufren en sus calles, entornos familiares y les ofrecen al momento apoyos policiales, terapias psicológicas y asesorías jurídicas.

Yuritzi Hernández, subdirectora de Atención a Víctimas informó que, durante el 2020, se realizaron mil 626 medidas de protección y se atendieron a 2 mil 181 mujeres víctimas de algún delito de manera integral.

En breve se constituirán Clubes de Lectura en cada Red de Mujeres Constructoras de Paz, por lo que recibirán por parte del gobierno municipal un paquete de libros del Fondo de Cultura Económica (FCE), los cuales podrán intercambiar entre las integrantes de esos grupos y realizar, cuando la pandemia lo permita, círculos de lectura entre ellas.