"No es no": las mujeres iraníes que protestan contra el hiyab obligatorio

·4  min de lectura
Una mujer protesta en Irán contra el hiyab obligatorio
Las mujeres compartieron fotos de sí mismas con la cabeza descubierta.

Las mujeres en Irán han protestado en contra del hiyab obligatorio quitándose el pañuelo en público y subiendo las imágenes en las redes sociales.

"¡No al hiyab obligatorio! Hoy he conducido todo el camino hasta el trabajo sin llevar el pañuelo para decir no a las normas. Nuestro sueño es ser libres de elegir qué ponernos", dice una mujer iraní a la cámara en un video publicado en internet.

Los activistas de derechos humanos instaron a las mujeres de todo el país a publicar videos en los que se quitaran el hiyab en público, coincidiendo con el 12 de julio, Día Nacional del Hiyab y la Castidad en el calendario oficial de Irán.

Decenas de mujeres respondieron al llamamiento, a pesar del riesgo de ser detenidas por este acto de desobediencia civil, que va en contra de las leyes del país sobre "vestimenta islámica".

Una mujer se quita el hiyab en la calle
Algunos videos muestran a las mujeres quitándose el pañuelo de la cabeza en la calle.

Mujeres de diferentes partes del país grabaron videos de ellas mismas en parques, calles de la ciudad e incluso la playa, mostrándose sin sus hiyabs, algunas con tops de verano y pantalones cortos.

En un video compartido por miles de personas, se ve a una mujer caminando por un paseo marítimo, antes de quitarse el hiyab, dejarlo caer al suelo, y luego pisarlo y alejarse.

Ese mismo día, las autoridades organizaron multitudinarias concentraciones públicas de mujeres llevando el hiyab para celebrar su "protección islámica".

Asimismo, la televisión estatal emitió una ceremonia de "Hiyab y castidad", con una actuación coreografiada de mujeres con largas túnicas blancas y pañuelos verdes con los colores nacionales.

Ceremonia del hiyab
La ceremonia del hiyab y la castidad promovida por el Estado iraní.

Mientras tanto, en las redes sociales persas el hashtag creado para la campaña contra el hiyab -que se traduce del farsi como "No es no, esta vez no al hiyab obligatorio"- se hizo rápidamente viral, promovido por activistas, así como por algunos periodistas y figuras políticas de la oposición.

Algunas mujeres aprovecharon también esta campaña para protestar contra los hombres en el poder, a quienes consideran responsables de restringir sus libertades personales.

"¡Nos veis solo al servicio de vuestro honor, como vuestra propiedad! Nos veis como seres humanos débiles y quebradizos. Nos obligáis a cubrirnos la cabeza basándoos en vuestros complejos e inseguridades", decía una mujer del norte de Irán en un video enviado al servicio persa de la BBC, mientras se quitaba el pañuelo delante de la cámara.

Represión

Al menos cinco mujeres que publicaron imágenes en el marco de la última campaña han sido detenidas, según BBC Persa.

Vida Movahed protesta en la calle en Irán
Vida Movahed (en la foto), icono de un movimiento de protesta similar organizado en 2018, cumplió varios meses de prisión.

En Irán se han producido varias campañas similares en los últimos años bajo hashtags como #MyStealthyFreedom (Mi libertad furtiva) y #WhiteWednesday (Mi miércoles blanco), por parte de mujeres que luchan por el derecho a elegir el uso del velo.

Sin embargo, la reciente represión de la "policía de la moral" iraní contra las mujeres acusadas de no cumplir el código de vestimenta ha hecho que los opositores a esta política pidan que se tomen medidas.

Policía de la moral
La policía de la moral puede detener a las mujeres por no llevar el "hiyab adecuado"

Desde la revolución islámica de 1979 en Irán, las mujeres están obligadas por ley a llevar ropa modesta "islámica". En la práctica, esto significa que las mujeres deben llevar un chador, un manto de cuerpo entero, o un pañuelo en la cabeza y un manteau (abrigo) que les cubra los brazos.

Algunos hombres iraníes también han apoyado la campaña en las redes sociales, apareciendo en videos junto a las mujeres que protestan.

Y una imagen que muestra el muro de una mezquita de Teherán grafiteado con el mensaje: "Pan, trabajo, libertad, cobertura voluntaria" fue ampliamente compartida en internet, en referencia a la crisis económica del país, así como a la ley sobre el hiyab.

Graffitti "Pan, trabajo, libertad, cobertura voluntaria"
Graffitti: "Pan, trabajo, libertad, cobertura voluntaria".

Mientras, la máxima autoridad del poder judicial iraní, Gholamhossein Mohseni Ajeei, ha sugerido que las potencias extranjeras están detrás de la campaña, dando instrucciones a las agencias de inteligencia para encontrar las "manos detrás del velo desnudo".

El presidente iraní, Ebrahim Raisi, también ha prometido reprimir la "promoción de la corrupción organizada en la sociedad islámica", en una referencia directa a la campaña.

Pero muchas mujeres están decididas a continuar sus protestas a pesar de las amenazas.

"Pueden arrestarnos, pero no pueden detener nuestra campaña", dijo una mujer en un video publicado en las redes sociales.

"No tenemos nada que perder. Perdimos nuestra libertad hace años y la estamos reclamando de nuevo".

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.