Mujeres apenas gobiernan 26% de municipios

·5  min de lectura

Alexis Ortiz

CIUDAD DE MÉXICO, noviembre 8 (EL UNIVERSAL).- Durante las últimas dos décadas se han aprobado decenas de legislaciones y construido múltiples instituciones para garantizar la igualdad de género en México; sin embargo, en el ámbito de la participación política las mujeres siguen enfrentando obstáculos para ocupar cargos relevantes dentro de los gobiernos municipales y estatales.

Un ejemplo de esto es que en las últimas elecciones de todos los estados, las mujeres sólo ganaron 26% de los ayuntamientos, de acuerdo con información del Observatorio de Participación Política de las Mujeres en México.

Este órgano, creado por los institutos Nacional de las Mujeres (Inmujeres), Nacional Electoral (INE) y el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), revela que en los últimos cuatro años 537 mujeres alcanzaron el cargo de regidoras y en el caso de los hombres, mil 497.

Baja California es la única entidad federativa donde en sus últimas elecciones fueron votadas más mujeres (tres) que hombres (dos) para ocupar una presidencia municipal.

La realidad de Baja California contrasta con la de Tlaxcala, Hidalgo, Morelos y Nuevo León, estados donde sólo uno de cada 10 ayuntamientos quedaron a cargo de mujeres en los pasados comicios.

La menor participación de mujeres en la política a nivel local se ha dado a pesar de que, de acuerdo con el observatorio de Inmujeres, hay reglas de paridad en las constituciones de los estados, así como en sus leyes electorales y de partidos políticos.

Cabe señalar que el observatorio de Inmujeres sólo toma en cuenta los municipios por los cuales se compite a través de comicios organizados por el INE y no los que se someten a usos y costumbres; Oaxaca, por ejemplo, tiene 418 localidades que están bajo ese tipo de régimen.

Para impulsar una mayor implicación de las mexicanas en la vida pública del país, hace dos días el Instituto Nacional Electoral aprobó un acuerdo con el cual los partidos políticos tendrán que elegir a mujeres para competir por siete de las 15 gubernaturas que estarán en disputa en las elecciones intermedias de 2021.

Las reacciones ante la decisión del INE fueron variadas: por un lado legisladoras y mujeres que forman parte de partidos políticos celebraron la determinación, mientras que algunos actores políticos amagaron con acudir a la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) para echar atrás el acuerdo del organismo electoral.

Actualmente en el país sólo dos mujeres están a cargo de una entidad federativa: Claudia Sheinbaum, quien es jefa de Gobierno en la Ciudad de México, y Claudia Pavlovich, quien es gobernadora en Sonora.

Necesarias, más herramientas para lograr equidad: expertas

Especialistas consultadas para este trabajo calificaron la decisión del INE como un avance en la lucha por la igualdad de género, pero de igual forma advirtieron que aún hay retos para que las entidades federativas promuevan una mayor equidad.

Todos los partidos políticos, así como el Poder Legislativo "deben tener un mayor compromiso para dotar de herramientas a los institutos electorales a fin de ir transitando hacia una paridad de género mucho más amplia, y que no sólo sea por un requisito administrativo", opinó Fabiola G. Franco, politóloga por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Criticó que algunos partidos tienen la costumbre de candidatear mujeres para legislaturas o gubernaturas únicamente para cumplir con las legislaciones en materia de paridad; sin embargo, las colocan en zonas donde no hay oportunidad de que ganen.

"En muchos partidos políticos a nivel local aún se sigue teniendo temas de tradiciones y costumbres donde no está muy bien visto que las mujeres participen en la toma de decisiones de sus comunidades o en la vida pública del país", aseveró la experta en Ciencias Políticas de la UNAM.

Por su parte, Fernanda Vidal, profesora investigadora de la Universidad Panamericana (UP), arguyó que en el artículo 41 de la Constitución Política de México se establece la paridad de género que debería haber en las elecciones, aunque los partidos políticos no han aceptado esa determinación.

"Los partidos políticos nunca han aceptado de manera voluntaria las leyes que se emiten en materia de paridad de género, cuando tendrían que ser ellos los que sin ningún tipo de ordenamiento, sin ningún tipo de candado, voluntariamente entendieran que hay un principio de paridad y que ese principio debe ser respetado", expuso Vidal.

También aplaudió la determinación del INE de obligar a los partidos políticos a elegir a mujeres para competir por siete gubernaturas, ya que esto lanza un mensaje de que las mexicanas pueden ocupar cargos públicos de primer nivel.

"El simbolismo de ver y saber que una mujer puede alcanzar un cargo de esa envergadura, el mensaje que se le manda a las niñas de que la política no es una cosa de hombres, ese simbolismo tiene un impacto muy importante porque se van rompiendo techos de cristal que parecían insuperables", mencionó la especialista en temas de representación política en la UP.

Saludan medida de organismo

Dentro de la comunidad académica no sólo las investigadoras vieron con buenos ojos las nuevas reglas para las elecciones del próximo año, también algunos hombres mostraron su entusiasmo con la decisión de las autoridades electorales.

Sergio Bárcena Juárez, politólogo del Tecnológico de Monterrey, refirió que en el Poder Legislativo federal se ha logrado la paridad de género porque hay marcos normativos que lo permiten, por lo que el reciente acuerdo del INE podría ayudar a que a nivel gobierno ocurra lo mismo.

"Hay un mensaje simbólico detrás de esto: tanto mujeres y hombres pueden gobernar y ocupar los niveles más altos de gobierno, y en segundo lugar, al menos en el Congreso sí se ha demostrado que las mujeres legislan de una manera distinta a los hombres, tienden a ser más abiertas a la negociación y proponer temas que ellos no ven", dijo.