Mujeres exigen respeto a sus derechos laborales en Paraguay

Asunción, 8 Mar (Notimex).- La senadora Esperanza Martínez consideró que el verdadero apoyo de las empresas a las mujeres en Paraguay se debe desmostrar al permitirles formar sindicatos, cumplir con permisos de maternidad y habilitar lactarios en los espacios de trabajo.

Agregó que las corporaciones deben pagar sueldos igualitarios a mujeres y hombres, así como apoyar a las trabajadoras ante episodios de acoso, manifestó la parlamentaria en el marco del Día internacional de la mujer.

“En este 8 de marzo 2020 caminamos juntas, reivindicando nuestros derechos y exigiendo el fin de la violencia y la desigualdad”, señaló Martínez durante la movilización vivida en Paraguay en protesta contra la violencia machista y en demanda de reconocimiento igualitario.

“Si nosotras paramos, el mundo para”, expresó con una pancarta en la movilización el Partido Participación Ciudadana (PPC), liderado por Martínez.

“Insistimos, nuestro trabajo vale”, fue una de las consignas reiteradas durante la movilización de este 8 de marzo en el país sudamericano, destacó la organización feminista Paro Internacional de Mujeres.

Las manifestantes reivindicaron que el Día internacional de la mujer lo es de la mujer trabajadora, por lo que exigieron reconocimiento a sus actividades y protección de las mujeres campesinas paraguayas.

“Sentimos sobre nuestros cuerpos las múltiples desigualdades de este sistema capitalista, colonial y patriarcal”, declararon en un manifiesto leído de manera colectiva, concentradas en un templete tras la marcha.

“Rechazamos la militarización territorial que nos violenta y desvía presupuesto público mientras que en los hospitales, escuelas, colegios faltan recursos e infraestructura. Repudiamos los proyectos capitalistas y extractivistas en la ciudad”, agregaron.

Las mujeres están a cargo del trabajo de cuidados de personas ancianas, adultas, menores y con discapacidad, subrayaron las inconformes en el pronunciamiento.

La precarización y tercerización de servicios del Estado, además del trabajo informal y la explotación de mujeres adolescentes, deben terminar en Paraguay, exigieron.

Además, aseguraron que en Paraguay hay una persecución contra trabajadoras sindicalizadas, con despidos injustificados, e inestabilidad en el gremio periodístico, lo que golpea el derecho a la información.

“Queremos sindicatos que defiendan en verdad nuestros derechos y más mujeres como dirigentes. Exigimos políticas de cuidado con enfoque de derecho, con ajuste razonable y un diseño universal que permita el reparto igualitario del trabajo de cuidado”, apuntaron en el manifiesto.

-Fin de nota-

NTX//I/SCH/GBM/