Embarazadas son 50% más propensas a sufrir complicaciones si tienen COVID

Emily Goddard
·2  min de lectura
 (Reuters)
(Reuters)

Las mujeres embarazadas que contraen COVID-19 tienen un 50% más de probabilidades de experimentar complicaciones graves como parto prematuro, admisión a cuidados intensivos y muerte, según encontró un estudio importante.

Los recién nacidos de mujeres infectadas también tenían casi tres veces más riesgo de complicaciones médicas graves y cerca del 10% dieron positivo durante los primeros días de su vida, reveló el estudio hecho a más de 2100 mujeres embarazadas en 18 países de todo el mundo.

Los científicos que lideraron la investigación advirtieron que el riesgo para las madres y los bebés es mayor de lo que se reconoció al comienzo de la pandemia , y pidieron que se ofreciera una vacuna COVID a las mujeres embarazadas.

Stephen Kennedy, profesor de medicina reproductiva en la Universidad de Oxford, quien codirigió el estudio, dijo: “ahora sabemos que los riesgos para las madres y los bebés son mayores de lo que asumimos al comienzo de la pandemia y que las medidas de salud conocidas cuando se aplique debe incluir a mujeres embarazadas.

“La información debería ayudar a las familias, ya que ahora está clara la necesidad de hacer todo lo posible para evitar infectarse.

"También refuerza el caso de ofrecer vacunación a todas las mujeres embarazadas".

No hay evidencia que sugiera que las vacunas contra el coronavirus no sean seguras durante el embarazo, dijo la semana pasada el Comité Conjunto de Vacunación e Inmunización.

El comité asesor de expertos independientes dijo que las mujeres embarazadas deben recibir las vacunas Pfizer-BioNTech o Moderna al mismo tiempo que el resto de la población, según su edad y riesgo clínico.

Los resultados preliminares de un informe separado de 35,000 mujeres en los Estados Unidos que recibieron las inyecciones Moderna o Pfizer durante el embarazo mostraron que sus tasas de aborto espontáneo, nacimientos prematuros y otras complicaciones eran comparables a las observadas en informes publicados sobre mujeres embarazadas antes de la pandemia.

El nuevo estudio global de Intercovid fue único porque cada mujer afectada por el COVID se comparó con dos mujeres embarazadas no infectadas que dieron a luz al mismo tiempo en el mismo hospital.

La investigación también encontró que los riesgos para las mujeres embarazadas que contrajeron COVID, pero eran asintomáticas, eran similares a los de las mujeres que no tenían el virus.

La lactancia materna no pareció estar relacionada con los recién nacidos de madres infectadas que contrajeron Covid.

Pero el parto por cesárea "puede estar asociado con un mayor riesgo de tener un recién nacido infectado", dijo José Villar, profesor de medicina perinatal en la Universidad de Oxford, quien codirigió el estudio.

Examinar los efectos a largo plazo en madres e hijos fue el próximo desafío, dijeron los científicos.

Más historias que te pueden interesar: