Las mujeres colombianas toman las calles para rechazar la violencia machista

Agencia EFE

Bogotá, 8 mar (EFE).- Miles de mujeres colombianas salieron este domingo a las calles para conmemorar el Día Internacional de la Mujer y rechazar la violencia machista, una jornada marcada por el sepelio de una desmovilizada de las FARC asesinada en Bogotá.

Las mujeres, en ambiente festivo, exhibieron pancartas en las que denunciaban acoso y violencia sexual y reclamaron castigo para quienes incurren en estas prácticas.

"Hoy no es un día para celebrar, es un día para conmemorar, hoy es un día para luchar y hoy es un día para que todos los hombres se den cuenta y abran los ojos de lo que vivimos a diario que es la violencia machista. Es hora de acabar con el patriarcado", dijo a Efe Katherin Ángel, líder de un colectivo feminista.

En otras ciudades colombianas también hubo actos en los que las mujeres exigieron sus derechos y la necesidad de que se les reconozca su cada vez más importante rol en la sociedad.

"Mi violador sigue libre y yo sigo con miedo", decía una de las pancartas mostrada por una joven en Medellín, mientras otras reivindicaban el fin de los feminicidios con carteles como "Vivas nos queremos".

Entre enero y noviembre de 2019 el Instituto de Medicina Legal contabilizó 796 feminicidios en Colombia, y hasta octubre de ese año fueron registradas 98.583 mujeres víctimas de violencia de género en el país.

A propósito de la violencia contra las mujeres, la Defensoría del Pueblo dijo que "son alarmantes los feminicidios en el país", especialmente los altos índices en los departamentos de Córdoba y Magdalena, (norte); Cundinamarca (centro), Putumayo (sur) y Valle del Cauca (suroeste).

Para dar respuesta a la situación el organismo anunció la creación del Grupo Élite para la Representación Judicial de las Víctimas de Violencia Basada en Género.

"Esta estrategia se refuerza con la capacitación permanente que reciben los defensores públicos en temas de género y la presencia de las duplas de género en el país, con lo que se logra una atención especializada y cualificada y una mejor lectura de las dinámicas de las violencias en los territorios", dijo la Defensoría en un comunicado.

SEPELIO DE DESMOVILIZADA

Justo en el Día Internacional de la Mujer se realizó en Bogotá el sepelio de Astrid Conde Gutiérrez, ocurrido el jueves pasado en el barrio El Tintal, en el sur de Bogotá.

"Hoy es 8 de marzo, es el día de las mujeres y creo que no deberíamos estar enterrando ninguna mujer y menos mujeres que le apostaron a la paz y que le apostaron a la posibilidad de un horizonte diferente de reconciliación para nuestro país", dijo a Efe la congresista opositora María José Pizarro.

La Corporación Solidaridad Jurídica, una ONG que defiende los derechos humanos, aseguró que Conde "se encontraba en proceso de reincorporación, estudiando y desarrollando su proyecto de vida en la ciudad de Bogotá".

Pizarro, hija del asesinado líder de la guerrilla Movimiento 19 de Abril (M-19), que hace 30 años firmó la paz con el Gobierno, alertó que la violencia contra los desmovilizados se está trasladando a las ciudades porque ellos están llegando a las urbes en busca de mejores oportunidades.

"La violencia se está trasladando porque los excombatientes se están trasladando a las grandes ciudades. Es un fenómeno que empezará tristemente cada vez más en las ciudades", dijo la congresista.

Pizarro destacó el hecho de que la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, primera mujer elegida para el cargo por voto popular, está comprometida con la implementación del acuerdo de paz firmado en 2016 por el Gobierno y la entonces guerrilla de las FARC.

OBRA FEMINISTA

La alcaldesa encabezó hoy un acto por las mujeres en el Palacio de Liévano, sede del Ayuntamiento, donde aseguró: "No queremos un día de celebración, queremos un día libre de violencia".

López instaló en la Alcaldía un cuadro de la pintora y escultora colombiana Vicky Neumann que lleva por título "Las sufragistas" y representa la lucha de las mujeres por la participación en los procesos electorales del país, la equidad de género y la transformación de imaginarios para la garantía de sus derechos.

La alcaldesa aseguró que una de las metas de su Administración es erradicar la violencia contra la mujer, de la que dijo es una "pandemia".

"La principal pandemia de la sociedad bogotana y colombiana es la brutal violencia de género (...) y nunca sobra recordar que el lugar más peligroso para las mujeres, dónde más son agredidas, dónde más son violentadas, dónde más son violentadas sexualmente no es un callejón oscuro en una calle, es su propia casa", dijo.

(c) Agencia EFE