Las mujeres blancas aparcaron sus dudas y votaron por Donald Trump

Agencia EFE
·4  min de lectura

Washington, 8 nov (EFE).- La advertencia se repitió durante meses en encuestas y medios de comunicación: las mujeres blancas de Estados Unidos abandonarían a Donald Trump y precipitarían su derrota. Pero al final, la mayoría de ellas aparcaron sus dudas y votaron por el presidente saliente, según datos preliminares.

"Mujeres de los suburbios, por favor, ¿pueden quererme?", suplicó Trump durante un mitin a mediados de octubre en Pensilvania, un estado clave donde algunas encuestas mostraban cómo su respaldo caía en picado entre ese grupo crucial para su reelección.

Aunque todavía no está claro si muchas de esas residentes de los suburbios urbanos le dieron finalmente la espalda a Trump, las encuestas a pie de urna muestran que el mandatario saliente conquistó otra vez a la mayoría de las mujeres blancas que votaron en estas elecciones.

"Pese a las expectativas de un cambio hacia una postura más progresista, las mujeres blancas votaron por Trump en proporciones similares a lo que vimos en 2016", dijo a Efe este domingo Erin Cassese, una profesora de ciencias políticas de la Universidad de Delaware que investiga el comportamiento electoral de las mujeres.

LAS MUJERES BLANCAS SIGUEN CON TRUMP

Las encuestas a pie de urna -que este año también se hicieron por teléfono, para tener en cuenta a los más de 65 millones de estadounidenses que votaron por correo- son una herramienta provisional e imperfecta para entender la conducta del electorado, y habrá que esperar aún meses para obtener datos más precisos.

Sin embargo, esos sondeos sí sirven para detectar tendencias con un margen de error de alrededor del 5 %, y esta vez indican que la mayoría de las mujeres blancas volvió a respaldar al candidato republicano, como han hecho en prácticamente todas las elecciones presidenciales de EE.UU. en las últimas cuatro décadas.

El presidente electo, Joe Biden, ganó el voto femenino en general por unos 13 puntos, el mismo margen que la candidata demócrata de 2016, Hillary Clinton, de acuerdo con la encuesta a pie de urna de la firma Edison Research, que coincide con el resultado de otro sondeo elaborado por la cadena NBC News.

No obstante, ese logro se debió al decisivo apoyo que Biden recibió de las mujeres negras -le respaldaron alrededor del 91 %-, las latinas -el 70 %- y las de otras razas distintas a la blanca -el 60 %-, según los datos de NBC News.

En cambio, el 55 % de las mujeres blancas se inclinó por Trump, una proporción similar al 52 % de votantes de ese género y raza que en 2016 dijeron en la misma encuesta a pie de urna de NBC que habían votado por el ahora presidente saliente.

¿QUÉ PASÓ EN LOS SUBURBIOS?

Aunque el panorama entre las mujeres blancas parece claro, Cassese cree que es pronto para proclamar que no se cumplieron los pronósticos de que aquellas que viven en los suburbios abandonarían a Trump.

La experta cree que sí pudo haber un "ligero" cambio y que ese grupo podría haberse movido un poco a la izquierda, pero ve posible que ese giro quedara eclipsado en los datos por "los avances de los republicanos" entre las votantes blancas en áreas rurales.

"Sabemos que la campaña de Trump se centró en registrar y movilizar a votantes en comunidades rurales y en pueblos pequeños. Estos cambios marginales en ambos lados se pueden haber anulado mutuamente, y resultado en niveles similares de apoyo a Trump en general entre las mujeres blancas", explicó la profesora.

Los datos muestran también un panorama favorable a Trump si se tiene en cuenta el nivel educativo: las votantes blancas sin un título universitario le escogieron en el 60 % de los casos; y hay indicios de que el apoyo de las graduadas universitarias de esa raza se repartió al 50 % entre el mandatario y su rival, según el sondeo de Edison.

¿Y SI FUERON LOS HOMBRES BLANCOS LOS QUE ABANDONARON A TRUMP?

Todavía es pronto, según las expertas consultadas por Efe, para evaluar cómo de grande fue la brecha de género, es decir, la distancia entre el número de mujeres y hombres que votó por el mismo candidato, y que este año supuestamente iba a ser histórica en el caso de Trump.

Pero los datos preliminares plantean una posibilidad interesante, la de una posible pérdida de apoyo de Trump entre los hombres del país, especialmente entre los blancos, mientras que su respaldo habría aumentado ligeramente respecto a 2016 entre los negros y latinos, a los que su campaña se esforzó en conquistar.

El panorama global de los sondeos apunta a que el voto masculino se repartió a medias entre los candidatos, con el 49 % para Trump y el 48 % para Biden; mientras que en 2016 el actual presidente ganó entre los hombres por 11 puntos.

(c) Agencia EFE