Las mujeres afganas le plantan cara a los talibanes y son reprimidas, en la tercer protesta femenina desde la toma de Kabul

·4  min de lectura
Este sábado las mujeres marcharon por tercera vez desde que los talibanes tomaron el poder de Afganistán para reclamar por sus derechos (AFP)
HOSHANG HASHIMI

KABUL.- Aún con incertidumbre respecto de quiénes serán los nombres que integrarán el nuevo gobierno de Afganistán, cientos de mujeres salieron a las calles de Kabul, por tercera vez, para reclamar ser incluidas en el próximo gabinete. La respuesta de los talibanes fue la represión.

El grupo de insurgentes islamitas que tomó el poder de Afganistán semanas atrás intentó frenar la sublevación de mujeres con gas lacrimógeno y proyectiles, según registró la agencia de noticias de Oriente Tolo News. “Usaron disparos y gases lacrimógenos para dispersarnos, incluso si cinco mujeres se reúnen en un lugar para protestar, las dispersan”, dijo una de las organizadoras de la protesta, que pidió preservar su identidad.

“El accidente”: el extraño objeto descubierto en nuestra galaxia que desconcierta a los astrónomos y astrofísicos

Es la tercera manifestación del género femenino que se registra desde que los talibanes irrumpieron en Kabul y advirtieron que “podría no haber mujeres” en puestos prioritarios, además de censurar las libertades de las mismas a trabajar o salir a la calle sin compañía.

Las mujeres afganas buscan ser incluidas en el nuevo gobierno (AFP)
HOSHANG HASHIMI


Las mujeres afganas buscan ser incluidas en el nuevo gobierno (AFP) (HOSHANG HASHIMI/)

Este sábado, en un segundo día consecutivo de marchas, combatientes de las fuerzas especiales talibanes vestidos como militares dispararon sus armas al aire y pusieron un final abrupto y aterrador a la marcha de protesta en la capital afgana, en la cual las mujeres exigían igualdad de derechos a los nuevos gobernantes.

La movilización había comenzado pacíficamente. Las manifestantes colocaron una ofrenda floral frente al Ministerio de Defensa de Afganistán para honrar a los soldados afganos que murieron luchando contra los talibanes antes de marchar hacia el palacio presidencial. “Estamos aquí para ganar derechos humanos en Afganistán”, dijo Maryam Naiby, una manifestante de 20 años. Y agregó: “Amo a mi país. Siempre estaré aquí”.

Encuentran muerto en Paraguay a un niño de 2 años junto a una carta que decía: “Su hijo vio algo que no debía ver”

Con el correr de las horas, los gritos se hicieron más fuertes y varios funcionarios talibanes se metieron entre la multitud para preguntar qué querían expresar exactamente. Flanqueada por otras manifestantes, Sudaba Kabiri, una estudiante universitaria de 24 años, le dijo a su interlocutor talibán que el Profeta del Islam concedía derechos a las mujeres y que ellas querían los suyos. El funcionario talibán prometió que se les otorgarían sus derechos, pero las manifestantes, todas con alrededor de 20 años, se mostraron escépticas.

Cuando las jóvenes llegaron al palacio presidencial, una docena de efectivos de las fuerzas especiales talibanes se abalanzaron sobre la multitud y la dispersaron con disparos al aire. Kabiri, quien habló con The Associated Press, dijo que también lanzaron gases lacrimógenos.

Los talibanes reprimieron las protestas del sábado con gases lacrimógenos y proyectiles (AFP)
-


Los talibanes reprimieron las protestas del sábado con gases lacrimógenos y proyectiles (AFP) (-/)

Los talibanes prometen un gobierno inclusivo y una forma de gobierno islámico más moderado que cuando gobernaron el país por última vez, entre 1996 y el 2001, pero no dejan en claro si incorporarán mujeres, y advierten que la “sharia” o ley islámica sera la línea roja que tendrán en consideración. En este contexto, muchos afganos desconfían y temen una reversión de los derechos adquiridos en las dos últimas décadas.

La directora ejecutiva de ONU Mujeres, Pramila Patten, explicó esta semana que la incorporación de mujeres en la futura administración será una “prueba de fuego” para constatar el verdadero compromiso de los talibán con los derechos y las libertades.

Durante el anterior gobierno talibán, que tuvo lugar entre 1996 y 2001, las mujeres fueron fuertemente privadas de su libertad (AFP)
HOSHANG HASHIMI


Durante el anterior gobierno talibán, que tuvo lugar entre 1996 y 2001, las mujeres fueron fuertemente privadas de su libertad (AFP) (HOSHANG HASHIMI/)

Durante gran parte de las últimas dos semanas, los funcionarios talibanes han sostenido reuniones en medio de versiones de diferencias emergentes entre ellos. Este sábado, participó de una de ellas el poderoso jefe de inteligencia de Pakistán, el general Faiez Hameed, quien tiene una fuerte influencia sobre los insurgentes.

Los líderes talibanes tenían su sede en Pakistán y a menudo se decía que estaban en contacto directo con la agencia de Inteligencia. Aunque Pakistán negó sistemáticamente haber brindado ayuda militar a los talibanes, Washington y el gobierno afgano de entonces repetían esa acusación.

La visita de Faiez se produce mientras el mundo espera ver qué tipo de gobierno se anunciará en Afganistán. Varios gobiernos occidentales han exhortado a las nuevas autoridades a buscar un sistema que sea inclusivo y garantice la protección de los derechos de las mujeres y las minorías, pero la definición aún está por verse.

Agencia AP

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.