Las mujeres acaparan primer debate presidencial de Brasil

·2  min de lectura
BRASIL-ELECCIONES-DEBATE (AP)
BRASIL-ELECCIONES-DEBATE (AP)

Los candidatos presidenciales brasileños se enfrentaron en su primer debate, pero el encuentro se vio eclipsado por cuestionamientos sobre el trato que el presidente Jair Bolsonaro da a las mujeres, quienes pueden ser cruciales para las aspiraciones del mandatario.

El debate del domingo por la noche se dramatizó después que Bolsonaro le gritó a una periodista, Vera Magalhães, quien preguntó si la aplicación de las vacunas contra el COVID-19 se ha visto afectada por la desinformación difundida por personas, entre ellas el presidente. Él ha afirmado falsamente que la inyección ha causado que las personas desarrollaran SIDA más rápido y ha advertido sobre efectos secundarios que pueden alterar la vida.

“Vera, no podía esperar otra cosa de ti. Duermes pensando en mí, tienes algún tipo de pasión por mí”, dijo Bolsonaro, luego la acusó de tomar partido y mentir. “¡Eres una vergüenza para el periodismo brasileño!”.

La candidata Soraya Thronicke, que ganó un escaño en el Senado en 2018 con el apoyo de Bolsonaro, se dijo “extremadamente molesta” por los comentarios del presidente a Magalhães, calificándolos de un ejemplo de un hombre que es “un minino con otros hombres y viene hacia nosotras (mujeres) como un tigre enorme.”

Otros candidatos, incluyendo el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva y Ciro Gomes, expresaron su solidaridad con la periodista, dado que el asunto distrajo la confrontación entre los claros favoritos, Lula y Bolsonaro. Las encuestas indican que probablemente ellos encabezarán la primera ronda del 2 de octubre y competirán en una segunda vuelta.

La senadora Simone Tebet —a quien Bolsonaro le dijo que era “una vergüenza en el Senado”— dijo que él le falta el respeto a las mujeres con sus ataques y luego le preguntó directamente: “¿Por qué tanta ira contra las mujeres?”.

La agresividad de Bolsonaro tiende a resonar entre sus seguidores acérrimos, pero aleja a los votantes indecisos, según Mário Sérgio Lima, analista político sénior de Medley Global Advisors en Sao Paulo.

“Perdió la compostura con una periodista, poniendo en evidencia su talón de Aquiles, que es su elevado rechazo entre las mujeres”, dijo Lima. “Esto es muy difícil de cambiar en una campaña cuando él no es capaz de ocultar su desdén hacia las mujeres en general, y ellas son más de la mitad de los votantes”.

Según un sondeo reciente de la firma Datafolha, el 47% de las mujeres tiene la intención de votar por Lula y el 29% por Bolsonaro. La encuesta de 5.744 personas reveló que 29% de las mujeres aún podría cambiar su voto. El sondeo tenía un margen de error de más o menos 2 puntos porcentuales.

__

Mauricio Savarese colaboró desde Sao Paulo