Esta mujer de Nepal va a clase al colegio con su propio hijo

Cuando tenía 15 años Parwati Sunar abandonó el colegio y se fugó con un hombre de 22. Ahora, esta mujer de la ciudad de Punarbas, en el distrito nepalí de Kanchanpur, al suroeste del país, ha decidido retomar sus estudios a los 27. Lo curioso es que asiste a la misma escuela que el mayor de sus dos hijos.

El niño, que tiene 11 años y acude a un curso inferior al de su madre, está encantado con recorrer cada mañana los 20 minutos que separan su casa del colegio acompañado de su progenitora, quien también se muestra muy orgullosa de ir a la escuela y dice que sus compañeros de clase son como unos hijos para ella.

Solo el 57% de las mujeres de Nepal, donde viven unas 29 millones de personas, están alfabetizadas. La intención de Sunar volviendo al colegio es, además de terminar sus estudios, ser capaz de llevar las cuentas de su hogar.

Más historias que te pueden interesar: