Mujer le dice a su esposo que perdió al bebé en el parto y lo regala por Facebook

Steven Garcia, un soldado estadounidense destacado en Corea del Sur, vivía ilusionado con el nacimiento del hijo que esperaba con su esposa en Tucson, Arizona. Pero la vida le habría de jugar una mala pasada.

A inicios de febrero, su hermana lo llamó para decirle que el bebé, una niña, había muerto durante el parto.

“Cuando mi hermana me llamó por eso, fue muy emotivo”, recordó el hombre en declaraciones a News 4. “Lloramos bastante juntos por teléfono. Fue devastador”.

El sargento Steven Garcia con el bebé Leo. Foto de GoFundme

Pero la realidad era otra, y muy torcida. Semanas después García supo que no solo el bebé no había muerto, sino que no era biológicamente suyo y la madre lo había dado ilegalmente en adopción. Y era varón, no hembra.

“Durante todo el tiempo que estuvo embarazada, asumí que yo era el padre”, dijo a la estación. “Cuando me enteré de que no era así, estaba bastante enojado, estaba en negación. No podía creer lo que estaba pasando”.

El 5 de febrero, tres días después de que naciera el bebé, policías de tráfico de Arizona detuvieron a una pareja en la carretera Interestatal 10 cerca de Wilcox. En el automóvil había un recién nacido, y la pareja -Alex Hernández, de 33 años, y su esposa, Leslie, de 41- dejó caer en el interrogatorio con la policía que el bebé no era su hijo biológico.

La pareja admitió luego que Marina García les había dado el bebé, y que habían “conspirado con la madre biológica para falsificar la firma como padre para tomar posesión del bebé”, según documentos judiciales citados por el diario The Arizona Range.

La madre biológica del bebé, Marina Garcia (Cortesía CCSO)

Cuando los investigadores examinaron los teléfonos celulares de la pareja, descubrieron que Leslie Hernández había acordado con García la entrega del bebé a través de mensajes de texto y Facebook Messenger. La operación no implicó pago de dinero o bienes.

Alex Hernández, de 33 años, se declaró culpable de falsificación en abril después de firmar el certificado de nacimiento del niño como padre. Leslie Hernández se declaró culpable de conspiración para cometer falsificación, informó Stars and Stripes. Fueron sentenciados a cuatro años de libertad condicional.

La policía interrogó a Marina García en Sierra Vista, donde vivía con su nuevo novio, un soldado del ejército.

La mujer se declaró culpable de un delito grave de intento de fraude. Cuando un reportero le preguntó acerca de la paternidad del bebé, ella dijo: “No se sabe”. Su sentencia está programada para el próximo mes.

El bebé, llamado Leo, ahora está con padres adoptivos. Steven García, él mismo un niño adoptado, ha solicitado el divorcio pero ha dicho que quiere adoptar al bebé, a quien ya ha visitado varias veces.

“Mi padre [adoptivo] cambió por completo mi vida”, dijo García. “Sin él, no estaría donde estoy hoy. Y por la oportunidad de hacer eso por otra persona, creo que es importante. Podría cambiar la vida del niño y darle un futuro mejor, y creo que es lo correcto”.

El sargento ha abierto una página en GoFundme con el fin de recaudar dinero para cubrir los gastos legales, y ya ha logrado más de 11 mil dólares de los 20 mil que solicita.