Mujer encuentra “identificación de prisionero chino” cosida en el forro de un abrigo

·3  min de lectura

La identificación de un prisionero chino se encontró cosida en el forro de un abrigo comprado a un proveedor de ropa del Reino Unido.

Se dijo que el abrigo era de Brave Soul, una marca propiedad del mayorista Whispering Smith, con sede en Manchester.

Según los informes, costó US$66.76 (£49.99) en My Shoe Store, un minorista en línea de fast fashion.

La mujer que compró el abrigo, de 24 años y residente de Norwich, le dijo al Mirror: “Esto podría ser un pedido de ayuda de un trabajador esclavo.

“Trabajo en el NHS (Servicio Nacional de Salud) y me importa que las personas tengan el mejor tipo de vida”.

Un portavoz de Amnistía Internacional dijo: “Las empresas tienen la responsabilidad de respetar los derechos humanos al realizar sus operaciones en China y en cualquier otro lugar del mundo.

“La clave para esto es participar en la debida diligencia de los derechos humanos para evitar el riesgo de impactar negativamente en los derechos de las personas a través de su trabajo, relaciones comerciales y dentro de sus cadenas de valor.

“También pedimos al gobierno del Reino Unido que considere hacer esta debida diligencia obligatoria para las empresas nacionales que operan en el extranjero”.

El abrigo es de la marca propiedad del mayorista Whispering Smith (Mirrorpix)
El abrigo es de la marca propiedad del mayorista Whispering Smith (Mirrorpix)

Labour Behind the Label, un grupo de activismo por las condiciones laborales en la industria textil, dijo “Ahora se necesitan formular importantes preguntas a Whispering Smith”.

El grupo dijo que las empresas deben garantizar que sus prendas “no están contaminadas de esclavitud moderna”.

The Independent se ha puesto en contacto con Whispering Smith para obtener comentarios.

En los últimos años, varias empresas británicas han sido objeto de escrutinio por sus presuntos vínculos con el trabajo forzoso en China.

Tesco cesó la producción en una fábrica china en 2019 luego de que una joven en Londres encontrara un mensaje en una tarjeta navideña producida allí, que afirmaba haber sido escrita por un prisionero extranjero en una cárcel de Shanghai, quien era obligado a trabajar. China negó que en esa prisión se llevarán a cabo trabajos forzados.

En 2014, una mujer de Belfast aseguró haber encontrado una nota en un par de pantalones del gigante del fast fashion Primark, la cual afirmaba que existían peligrosas condiciones laborales en una prisión en la provincia de Hubei.

La nota decía haber sido escrita por un prisionero en la cárcel de Xiang Nan, obligado a trabajar 15 horas al día. Amnistía Internacional señaló que las supuestas condiciones equivalían a “trabajo esclavo”.

La ley penitenciaria china establece que el trabajo es una parte necesaria para reformar a los delincuentes. Se espera que los prisioneros trabajen 8 horas al día, pero la organización que supervisa los derechos laborales China Labour Watch mencionó que frecuentemente son obligados a trabajar por mucho más tiempo.

En 2018, al menos ,7 millones de personas estaban encarceladas en China, de acuerdo con los datos más recientes.

El World Prison Brief de la Universidad de Londres, que recopila información sobre las poblaciones carcelarias, destacó que la cifra representa solo a los prisioneros sentenciados y no otras formas de detención, incluyendo los campos musulmanes uigures en Xianjiang.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.