Mujer de Florida despierta y ve a hombre apuntándole con un arma. Esto fue lo que pasó

·2  min de lectura
MH

Una mujer de la Florida despertó el domingo y vio a un hombre apuntándole con un arma. Logró atrincherarse en otra habitación y llamar al servicio de emergencia 911 que comunicó a la policía lo que estaba sucediendo.

Varios policías llegaron rápidamente al lugar del incidente, trataron de contactar al sospechoso y le pidieron que saliera de la casa, pero él no accedió, informó el Departamento de la Policía del Condado Sarasota.

La mujer dijo que los dos discutieron el sábado, al día siguiente se despertó y encontró al hombre apuntándola con un arma. Las autoridades no precisaron la relación entre ambos.

Los agentes finalmente se pusieron en contacto por teléfono y convencieron al sospechoso de ir a la ventana y mostrar sus manos. Luego, el hombre invitó a los policías a entrar en la casa para recuperar a la víctima que seguía atrincherada hablando con los operadores del 911.

Los policías entraron por la puerta principal que quedó entreabierta después de que la madre del sospechoso huyó de la residencia durante el incidente.

Cuando cuatro policías ingresaron a la casa, fueron confrontados por el sospechoso que tenía las manos en alto. Los agentes dieron órdenes verbales para calmar la situación cuando el sospechoso recuperó el arma de fuego que tenía en la parte de atrás del cuerpo, cargó el arma y luego apuntó a los policías.

“Al menos dos de los cuatro policías dispararon sus armas, matando al sospechoso” que fue identificado por las autoridades como Brian Underwood, de 47 años, se indicó en el informe policial.

El sospechoso tenía un arresto por agresión doméstica en 2014 en el Condado Citrus y la policía había respondido a llamadas en el pasado que involucraban a Underwood en otros disturbios familiares. Sin embargo, ninguno había resultado en un arresto, según el reporte.

Los cuatro policías involucrados en el caso son considerados víctimas de agresión agravada con arma de fuego y como tal sus identidades están siendo retenidas.

La mujer víctima en este caso es identificada también como víctima de agresión doméstica agravada con arma de fuego y ha optado por la Ley de Marsy. Por esa razón, su identidad y domicilio se mantienen confidenciales.

La investigación está en curso.