Mujer estadounidense, infectada con bacteria que devora su cuerpo

ATLANTA (AP) — Ante la posibilidad de perder ambas manos y el único pie que le queda, una joven de Georgia que contrajo una infección bacterial que causa necrosis y le costó ya una pierna dijo lacónicamente "¡adelante!".

Aimee Copeland, de 24 años, "no lloró, ni siquiera parpadeó", escribió el viernes en Facebook su padre Andy Copeland en referencia a la conversación que él y su esposa tuvieron con su hija la víspera.

[Relacionado: La pesadilla de Aimee Copeland: pierde una pierna por una bacteria carnívora]

"Lloré porque soy padre de una joven increíblemente valiente", agregó Copeland.

No fue aclarado el viernes si tuvieron lugar ya las operaciones. Una vocera del hospital indicó que la información aparecerá en la página de internet de su padre.

La epopeya de Copeland para sobrevivir ocasionó muestras de simpatía en todo el mundo. La joven contrajo una dolencia llamada necrosis fascitis tras sufrir un profundo corte en una pierna el primero de mayo durante un salto controlado desde un puente del Río Little Tallapoosa.

Fue ingresada en estado crítico en un hospital de Augusta, con insuficiencia renal y otros órganos dañados. hasta hace poco respiraba por un tubo hasta que los médicos le practicaron una traqueotomía, contó su padre.

Hasta el jueves, Aimee Copeland no supo la gravedad de su estado, solamente que sus manos estaban extensamente infectadas.

Andy Copeland dijo que informó a su hija de lo sucedido desde el accidente y la amputación de una pierna. Los médicos llegaron a considerar sus posibilidades de sobrevivir de "escasas a nulas".

"Le dijimos de las muestras de cariño recibidas de todo el mundo", contó su padre. "Le indicamos que el mundo la aprecia y la admira. Le explicamos que es ahora un símbolo de esperanza. Los ojos de Aimee se agrandaron y quedó con la boca abierta. Estaba anonadada".

En el caso de Copeland, la necrosis fue causada por la bacteria Aeromonas hidrófila, encontrada en ríos y arroyos templados. Muchas personas expuestas a la bacteria no se enferman, y solamente un puñado de necrosis causada por este agente ha sido recogido por la literatura médica en los últimos años.

En esas condiciones, la bacteria emite toxinas que destruyen el tejido muscular, adiposo y cutáneo.

Andy Copeland dijo que se enteró el jueves que los médicos quieren amputar las dos manos y el pie que le queda a su hija para contener la infección.

Cargando...

YAHOO NOTICIAS EN FACEBOOK