Mujer detenida tras sobredosis de marihuana comestibles en escuela de Miami

Miami, 3 nov (EFE).- Una mujer de Miami, Florida (EE.UU.) que vendió marihuana comestible a un menor fue detenida y enfrenta cargos luego de que varios estudiantes, de entre 9 y 13 años, tuvieron que ser hospitalizados por sobredosis de THC, el componente psicoactivo del cannabis, informaron este jueves las autoridades.

Thalia Aceves, de 22 años, enfrenta cargos por venta de cannabis y contribuir a la delincuencia de un niño, según indicó este jueves el Departamento de Policía de Miami.

Según el informe de arresto, el estudiante que compró los comestibles a base de marihuana había conocido a Aceves a través de la red social Instagram y luego llevó estos comestibles a la escuela, donde los compartió con los demás estudiantes, según el parte policial del arresto.

Varios niños de entre 9 y 13 años tuvieron que ser llevados de urgencia al centro médico Jackson Memorial Hospital, de Miami, tras sufrir una posible sobredosis de THC, (Tetrahydrocannabinol, el principal constituyente psicoactivo del cannabis).

Según el recuento de las autoridades, el incidente ocurrió el pasado miércoles cuando los agentes del orden y equipos de bomberos fueron llamados desde las escuelas primarias y secundarias Citrus Grove, en el noroeste de Miami.

Allí los investigadores descubrieron que uno de los estudiantes había comprado comestibles de marihuana fuera del campus y los llevó a la escuela.

La investigación utilizó un agente encubierto que contactó con Aceves para acordar una venta de tales comestibles. Cuando la joven llegó al lugar de reunión, fue detenida, según el informe de arresto.

Los detectives incautaron en la vivienda de Aceves 50 cartuchos de vaporizadores con infusión de cannabis, 244 gramos de cannabis crudo, dos paquetes de comestibles con infusión de cannabis, una balanza digital y 400 dólares en efectivo.

"Cuando los detectives se enteraron de que un individuo sin escrúpulos se aprovechaba de los niños, actuaron rápidamente para asegurarse de que el vendedor rindiera cuentas", dijo en un comunicado Manuel A. Morales, jefe de la Policía de Miami.

"El Departamento de Policía de Miami no tolerará que nadie amenace la salud y la seguridad de nuestros niños", afirmó.

(c) Agencia EFE