Una mujer cayó al agua y el capitán del barco se lanzó a salvarla desde una altura de 10 metros

LA NACION

"Yo soy viejo, está bien si muero. Pero ella es una mujer joven y le queda mucho por vivir", dijo el héroe impensado de esta historia, luego de tirarse desde una altura de 10 metros a salvarle la vida a una mujer que había caído de su barco. Se trata del capitán de la embarcación, y tiene 60 años.

"En ese momento no pensé en los posibles riesgos hacia mi propia vida", confesó U Myint Aye, un birmano que trabaja a bordo de un ferry hace más de 40 años y que ya piensa en su retiro.

El hecho tuvo lugar a principios de febrero, mientras arrimaba su barco al puerto de Dala, en el río Yangón. Una mujer de 34 años identificada como Khin Chan Mya tropezó y cayó al agua.

El capitán tuvo que actuar rápido. Timoneó la embarcación en dirección opuesta al muelle para no arrollar a la mujer, y se tiró al agua para auxiliarla.

Junto con él, se arrojaron otros dos marineros de la tripulación. Al ver esto, varios testigos se acercaron al muelle para ayudar a sacar a las cuatro personas del agua, consumando el recate.

Inmediatamente después de su acción heroica, los tres tripulantes se fueron a tomar una cerveza y recibieron una condecoración: placas en reconocimiento de su valentía.