La mujer del asesor de Ortega que sancionó EE.UU. muere horas después que su esposo

Agencia EFE
·2  min de lectura

Managua, 14 abr (EFE).- Pilar Aguilar, esposa de uno de los asesores del presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, falleció horas después de que su marido, Paul Herbert Oquist Kelley, muriera por causas aún no divulgadas por el Ejecutivo nicaragüense, informaron las autoridades.

La mujer murió en un hospital de Managua en donde, según la prensa local, estaba internada con síntomas de la covid-19, al igual que el fallecido asesor presidencial, lo que no ha sido confirmado ni negado por el Gobierno de Managua.

La vicepresidenta nicaragüense, Rosario Murillo, confirmó a través de medios oficiales la muerte de la esposa del asesor presidencial, aunque no especificó los motivos.

Murillo, esposa del presidente Ortega, dijo que ha estado en permanente comunicación con la familia y que a ambos se les realizarán honras fúnebres.

La prensa local, que cita a fuentes del hospital militar "Alejandro Dávila Bolaños", asegura que tanto Oquist como su esposa estaban internados con síntomas de la covid-19 desde hace una semana.

Efe ha intentado conocer la versión del Hospital Militar, pero explicaron que no acostumbran a dar información de sus pacientes.

La Alcaldía de Bluefields, en el Caribe sur de Nicaragua y gobernada por los sandinistas, informó en sus redes sociales que el asesor presidencial y su esposa pasaron las vacaciones de la Semana Santa en esas playas, y publicaron fotos de ellos, sin usar mascarillas y sin distanciamiento social, junto con funcionarios locales.

Oquist Kelley, secretario privado para Políticas Nacionales de la Presidencia, de 78 años, fue sancionado en octubre pasado por el Gobierno de los Estados Unidos, junto a la fiscal general de Nicaragua, Ana Julia Guido, así como a la Caja Rural Nacional (Caruna), por "permitir y beneficiarse de las actividades represivas" del Ejecutivo presidido por Ortega.

Sobre Oquist Kelley, Washington detalló entonces que "juega un papel principal en el encubrimiento y justificación de los delitos del régimen y abusos de derechos humanos" en el marco de la grave crisis en la que está inmersa Nicaragua desde abril de 2018.

Los opositores nicaragüenses identifican a Oquist Kelley como "el principal operador internacional" de Ortega, paralelo a la Cancillería, "con fuertes lazos en los países europeos", y encargado "de cabildear a favor de la dictadura ante la comunidad internacional, donde ha fracasado", y de ofrecer una falsa narrativa de la crisis.

Oquist Kelley era un estadounidense nacionalizado nicaragüense que trabajó con Ortega desde la década de 1980 cuando los sandinistas gobernaron por primera vez.

Tras esa sanción, Ortega canceló el nombramiento de su asesor de la junta directiva de la Empresa Nicaragüense de Petróleos (Petronic), a la que pertenecía desde 2007, y de la Empresa Nicaragüense de Minas (Eniminas), de la que era miembro desde 2017.

(c) Agencia EFE