Los muertos en el terremoto de Afganistán alcanzan el millar

·3  min de lectura

Por Mohamad Yunus Tawar y Sayed Hassib

GAYAN, Afganistán, 23 jun (Reuters) -La ayuda comenzó a llegar el jueves a una zona remota afectada por un terremoto que causó la muerte de 1.000 personas, pero las malas comunicaciones y la falta de rutas adecuadas están dificultando los esfuerzos de ayuda en un país que ya sufría una crisis humanitaria.

El terremoto de magnitud 6,1 se produjo a primera hora del miércoles a unos 160 kilómetros al sureste de Kabul, en unas montañas áridas repletas de pequeños asentamientos cerca de la frontera con Pakistán.

"No podemos llegar a la zona, las redes (telefónicas) son demasiado débiles, estamos tratando de obtener actualizaciones", dijo a Reuters Mohammad Ismail Muawiyah, portavoz del máximo comandante militar talibán en la provincia de Paktiká, la más afectada.

El terremoto causó la muerte de unas 1.000 personas y 1.500 heridos, dijo. Más de 3.000 casas quedaron destruidas.

El número de víctimas hace que sea el terremoto más mortífero de Afganistán en dos décadas, según datos del Gobierno de Estados Unidos.

https://tmsnrt.rs/39ItLmZ

Hasta el jueves por la mañana se había rescatado a unas 1.000 personas de varias zonas afectadas, declaró a Reuters Sharafat Zaman, portavoz del Ministerio de Sanidad.

"La ayuda ha llegado a la zona y continúa, pero se necesita más", dijo.

La ciudad de Gayan, cercana al epicentro del terremoto, sufrió importantes daños y la mayoría de sus edificios con paredes de adobe resultaron dañados o se derrumbaron por completo, según un equipo de Reuters.

La ciudad, que sólo cuenta con las rutas más básicas, estaba repleta de soldados talibanes y ambulancias, mientras un helicóptero que traía suministros de ayuda aterrizaba cerca levantando enormes remolinos de polvo. Unas 300 personas estaban sentadas en el suelo esperando los suministros.

UNA CRISIS SIN PRECEDENTES

La operación de rescate será una gran prueba para las autoridades islamistas talibanes, que tomaron el control del país el pasado mes de agosto al retirarse las fuerzas internacionales lideradas por Estados Unidos tras dos décadas de guerra.

La situación humanitaria se ha deteriorado de forma alarmante desde la toma de posesión de los talibanes, según los responsables de la ayuda, y el país ha quedado aislado de gran parte de la ayuda internacional debido a las sanciones.

La economía afgana está prácticamente colapsada, dijo el secretario general de la ONU, António Guterres, en un llamamiento a los donantes de ayuda a finales de marzo.

La sequía ha socavado la producción de alimentos y 9 millones de afganos se enfrentan a la hambruna. Algunas familias se han visto obligadas a vender niños y órganos para sobrevivir, dijo.

Naciones Unidas dijo que su Programa Mundial de Alimentos (PMA) estaba enviando alimentos y equipos logísticos a las zonas afectadas, con el objetivo de apoyar inicialmente a 3.000 hogares.

"El pueblo afgano ya se enfrenta a una crisis sin precedentes tras décadas de conflicto, una grave sequía y una recesión económica", dijo Gordon Craig, director adjunto del PMA en Afganistán.

"El terremoto no hará sino aumentar las ya enormes necesidades humanitarias que soportan a diario".

Japón y Corea del Sur dijeron que también planean enviar ayuda.

https://tmsnrt.rs/3xH5Dcp

Amplias zonas del sur de Asia son sísmicamente activas porque una placa tectónica conocida como la placa india está empujando hacia el norte la placa euroasiática.

En 2015, un terremoto sacudió el remoto noreste afgano, matando a varios cientos de personas en Afganistán y el norte de Pakistán.

(Información de Sayed Hassib en Gayan y Mohamed Yunus Tawar en Kabul; información adicional de Emma Farge en Ginebra; escrito por Alasdair Pal; editado en español por Benjamín Mejías Valencia)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.