Un incendio deja tres muertos en un conflictivo penal de México

Patrulla de la Policía Federal mexicana en los alrededores de una cárcel de Ciudad Juárez, el 19 de enero de 2017 (AFP | Herika Martínez)

Tres reos murieron y una persona resultó herida en un incendio provocado por reclusos en el penal de Ciudad Victoria, situado en el noreste de México y del que el pasado miércoles se fugaron 29 internos, informó este sábado el gobierno del estado de Tamaulipas.

"Tres muertos y 1 lesionado grave por riña entre reos. Penal bajo medidas de control", informó en Twitter la vocería de Seguridad estatal.

Los hechos se registraron la noche del viernes, cuando un grupo de internos protagonizaron una protesta durante la que quemaron diversos objetos, desatando un gran incendio que iluminó por más de una hora la cárcel, ubicada en una zona poblada de los suburbios de Ciudad Victoria.

El portavoz de Seguridad de Tamaulipas, Luis Alberto Rodríguez, explicó en rueda de prensa que el incidente fue una pelea entre presos.

"Fue en el patio donde se reunieron varias decenas de internos, iniciaron el incendio y es donde se lesionan las tres personas que fallecieron", explicó.

Este penal es uno de los más conflictivos del país, ya que los detenidos ejercen una suerte de "autogobierno", controlando amplias zonas de las instalaciones, especialmente una de precarias construcciones de madera en las que establecieron comercios.

- Recaptura -

La noche del pasado miércoles, 29 reclusos se fugaron a través de un túnel de cinco metros de profundidad y 40 de largo cavado en la zona comercial, que ya ha sido desmantelada por las autoridades. En su huida mataron a un hombre para robarle su auto.

Doce de los reos fugados fueron recapturados el jueves y este sábado fue detenido uno más, detalló Rodríguez. Entre los 16 que siguen prófugos hay algunos procesados por crimen organizado.

Tras la intervención policial para desmantelar la zona comercial, algunos reclusos dispararon armas de fuego y quemaron sábanas, desatando momentos de tensión dentro y fuera de la cárcel, hasta donde llegaron familiares de los detenidos.

La protesta se extendió el viernes con el incendio, que logró ser sofocado hacia la medianoche.

Tamaulipas, estado fronterizo con Estados Unidos, es escenario de sangrientas pugnas entre los Zetas y sus antiguos aliados del cártel del Golfo.

La semana pasada, cinco miembros del poderoso cártel de Sinaloa escaparon de una prisión de dicho estado, entre ellos Juan José Esparragoza "El Negro", hijo de uno de los cofundadores de la organización junto a Joaquín "El Chapo" Guzmán, ahora encarcelado en Estados Unidos.

Guzmán se fugó en 2015 de un penal federal de máxima seguridad por un túnel de 1,5 kilómetros, pero fue recapturado en enero de 2016 y extraditado un año después.

Según un informe del ombudsman (la Comisión Nacional de Derechos Humanos), 71 penales estatales y seis federales de México sufren problemas de sobrepoblación, lo que ha propiciado motines, riñas y fugas.

Hace un año, una brutal pelea entre reos de bandas rivales dejó 49 muertos en la cárcel de Topo Chico, en el norteño estado de Nuevo León.