Al menos dos muertos y cinco heridos en un tiroteo en un parque de Los Ángeles

·3  min de lectura
Agentes de policía dejan el lugar de un tiroteo en el parque Peck, el domingo 24 de julio de 2022, en San Pedro, California.
Agentes de policía dejan el lugar de un tiroteo en el parque Peck, el domingo 24 de julio de 2022, en San Pedro, California.

Al menos dos personas murieron y cinco resultaron heridas durante un tiroteo en Los Ángeles, Estados Unidos, mientras que el país lleva adelante un intenso debate respecto del uso de armas.

El tiroteo en Los Ángeles podría ser el resultado de una pelea de pandillas, informaron medios estadounidenses, que mencionan que varias personas abrieron fuego, según la agencia italiana de noticias ANSA. Por su parte, según reportó la cadena FOX, un tirador quedó bajo custodia policial.

Brian Humphrey, portavoz del Departamento de Bomberos de Los Ángeles, dijo que al menos siete víctimas, cuatro hombres y tres mujeres, fueron trasladadas a hospitales de la zona. Los disparos se produjeron cerca de una exposición de autos en el parque Peck, de Los Ángeles, agregó.

Los detalles específicos sobre las circunstancias del tiroteo no se conocieron de inmediato, pero los testigos informaron que escucharon decenas de disparos.

Este episodio se suma a un nuevo tiroteo que se registró el sábado en la ciudad de Renton, a 20 kilómetros de Seattle, en el estado de Washington, que dejó un fallecido y seis heridos, al parecer por una discusión.

El hombre que falleció tiene 32 años, las otras seis víctimas han sufrido heridas de bala de distinta gravedad, y están recibiendo tratamiento en hospitales locales”, informó el Departamento de Policía de Renton en un comunicado.

El caso de Uvalde y la reacción posterior

La masacre en la escuela primaria Robb en Uvalde, Texas, en la que murieron en mayo 21 personas, entre ellas 19 niños, abrió un agudo debate en Estados Unidos respecto del uso de armas. Varios intentos por poner nuevos controles a la venta de armas han fracasado una y otra vez en los últimos años, pese a la reiteración de tiroteos.

El presidente Joe Biden firmó el mes pasado la “monumental” Ley Bipartidista por unas Comunidades Más Seguras, la primera iniciativa legal que limita, aunque tímidamente, las condiciones para la tenencia de armas de fuego desde hace 30 años.

“El tiempo es esencial. Se van a salvar vidas”, afirmó el mandatario en referencia a la nueva ley. Biden espera utilizar la creciente indignación de los estadounidenses por los tiroteos masivos para ejercer una mayor presión sobre los legisladores que resisten cambios en la legislación actual.

Biden destacó que apoya la Segunda Enmienda de la Constitución que otorga a los estadounidenses el derecho a poseer armas de fuego, pero dijo que “el derecho a portar armas no es un derecho absoluto que domine a todos los demás”.

La ley incluye disposiciones para ayudar a los estados a mantener las armas fuera de las manos de quienes se consideran un peligro para sí mismos o para los demás. También bloquea la venta de armas a quienes hayan sido condenados por abusar de sus parejas, incluso si no están casados, y reprime la venta de armas a compradores condenados por violencia doméstica.

El proyecto de ley sobre armas se presentó, sin embargo, la misma semana en que la Corte Suprema amplió los derechos de los propietarios de armas. El debate sigue abierto en el país de América del Norte.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.