Tres muertos y al menos cinco heridos en un ataque con cuchillo en ciudad alemana de Wurzburgo

·3  min de lectura

Tres personas murieron y al menos cinco resultaron heridas este viernes en un ataque con cuchillo de un somalí de 24 años con problemas mentales, en la ciudad alemana de Wurzburgo (centro).

Algunos de los heridos son de gravedad, informó la policía. Un agente hirió de un disparo al atacante, cuya vida no corre peligro, informó el ministro de Interior del estado de Baviera, Joachim Herrmann.

"El atacante fue reducido después de que la policía usara armas de fuego", comunicó la policía mediante Twitter.

"No está claro que los heridos más graves vayan a sobrevivir", advirtió el ministro regional.

El hombre, que vivía en la ciudad alemana desde 2015, había gritado, según un testigo, "Alá Akbar" (Alá es grande) mientras acuchillaba a la gente.

El agresor había sido internado recientemente en un hospital psiquiátrico, según documentación hallada por los investigadores, indicó el responsable de Interior bávaro.

Vídeos de testigos presenciales que circulaban por las redes muestran al presunto atacante, descalzo, con un cuchillo en la mano.

El incidente se produjo hacia las 17H00 (15H00 GMT). El agresor inició su brutal ataque primero en una tienda, y luego prosiguió en un banco.

La policía, que precisó en su tuit que no había ningún otro atacante, puso en marcha un gran despliegue en el centro de la ciudad bávara, situada a unos 120 km al este de Fráncfort.

"La investigación policial determinará si se trató de un acto islamista o si se debía al estado psiquiátrico" del somalí, explicó Herrmann.

- Escenario de ataques -

Alemania ha sido escenario de varios ataques y atentados yihadistas en los últimos años, así como de intentos frustrados por la activa vigilancia policial.

Las autoridades están en alerta especialmente desde un atentado con un camión reivindicado por el grupo yihadista Estado Islámico (EI), que causó 12 muertos en diciembre de 2016 en Berlín.

Este ataque es el más mortífero jamás cometido en suelo alemán.

Las autoridades aseguran haber desactivado 17 intentos de atentado de ese tipo en los últimos doce años, la mayoría de ellos tras el ataque de 2016, según el ministerio de Interior.

Cinco personas oriundas de Tayikistán fueron detenidas en abril de 2020, sospechosas de preparar en nombre del EI atentados contra instalaciones militares estadounidenses.

En junio de 2018, un tunecino fue detenido mientras intentaba organizar un atentado con "bomba biológica". El hombre, de 29 años, quería utilizar ricino, un veneno 6.000 veces más poderoso que el cianuro.

El número de islamistas considerados peligrosos aumentó considerablemente entre 2015 y 2018, según las fuerzas de seguridad.

Pero desde entonces ha ido declinando, de unos 730 detectados en enero de 2018 hasta unos 615 considerados peligrosos en la actualidad.

La policía abrió 320 investigaciones relacionadas con amenazas islamistas en 2020.

Alemania es un objetivo predilecto del yihadismo internacional a causa de su participación militar en Irak y Siria.

El país ha sufrido también ataques con cuchillos sin relación con objetivos islamistas.

En octubre de 2017 un hombre atacó con un cuchillo a transeúntes en el centro de Múnich, hiriendo ligeramente a ocho personas. La policía excluyó un motivo terrorista.

hmn/kjl/jz/mis/eg

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.