Al menos siete muertos y tres desaparecidos luego de que muro de un cañón colapsara sobre botes en lago de Brasil

·3  min de lectura

Al menos siete personas han muerto y otras tres están desaparecidas después de que una enorme losa de roca se desprendiera de un acantilado sobre barcos turísticos en un lago en Brasil.

Otras 32 personas resultaron heridas, nueve de ellas de gravedad, después de que el muro de un cañón se hundiera en el agua y sobre lanchas a motor en el lago Furnas en Capitolio, estado de Minas Gerais, el sábado.

Los vídeos publicados en las redes sociales mostraron un grupo de pequeñas embarcaciones cerca del acantilado cuando la roca se estrelló contra el agua e impactó dos de las embarcaciones. Se podía escuchar a los espectadores gritar mientras otros barcos cercanos al lugar aceleraban para escapar.

El comandante del Departamento de Bomberos de Minas Gerais, Edgard Estevo, declaró que los buzos buscaban hasta 20 personas desaparecidas después del desastre, pero que a algunas de las que se temían perdidas se les localizó por teléfono.

Las rocas impactaron dos botes directamente y se rescataron vivas a 24 personas que estaban en ellos, dijo el portavoz del departamento de bomberos, Pedro Aihara. Se han recuperado siete cadáveres.

Las personas heridas en el accidente tenían huesos rotos y una se encontraba en estado grave en el hospital con lesiones en la cabeza y la cara, precisaron las autoridades. Se trató a otras 23 por heridas leves.

El lago Furnas, conocido como el “mar de Minas”, es una atracción turística popular en el área a más o menos de 260 millas (418 kilómetros) al norte de Sao Paulo.

Fuertes lluvias cayeron sobre Minas Gerais durante las últimas dos semanas, lo que los funcionarios estatales creen que puedo haber aflojado la piedra.

Un vídeo publicado por Conexão GeoClima, una organización brasileña de investigación científica, mostró a los turistas tomar el sol bajo el rocío de una cascada antes de que cayeran las rocas.

Tuitearon: “Minutos antes del accidente con caída de rocas en Capitolio, Minas Gerais, se registró una cabeza de agua [aumento de agua en la corriente] en la cascada del Cañón de Furnas. Se puede notar el volumen repentino en la cascada”.

Estevo precisó que el accidente ocurrió entre las localidades de Sao José da Barra y Capitolio, de donde habían salido los barcos ese mismo día.

El gobernador de Minas Gerais, Romeu Zema, envió mensajes de solidaridad con las víctimas en las redes sociales.

La Armada brasileña confirmó que investigará la causa del accidente.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.