Ocho muertos, entre ellos cuatro niños, por un deslizamiento de tierra en Brasil

Ocho personas, incluyendo cuatro niños, murieron por un deslizamiento de tierra provocado por las fuertes lluvias en Manaos, en el norte de Brasil, informaron las autoridades este lunes, mientras los bomberos continuaban la búsqueda de víctimas entre los escombros.

"Tres personas fueron rescatadas con vida (...) y ocho cuerpos fueron encontrados, cuatro adultos y cuatro niños", detalló en un comunicado la gobernación del estado Amazonas, cuya capital es Manaos.

"Las búsquedas continúan durante el día", añadió la nota.

Brasil sufre temporales devastadores cada vez más frecuentes, un fenómeno que los especialistas atribuyen al calentamiento global y a un urbanismo descontrolado.

Según la alcaldía de Manaos, al menos 11 casas quedaron enterradas por la avalancha de lodo, en el barrio popular de Jorge Teixeira, erigido en la ladera de una colina en el oeste de la mayor ciudad de la Amazonía brasileña.

"Aún hay posibilidades de que haya desaparecidos", dijo a periodistas en el lugar -incluyendo la AFP- el coronel Orleilso Ximenes Muniz, jefe de los bomberos de Amazonas. "Por eso vamos a continuar las búsquedas hasta tener certeza de que no quede nadie", bajo los escombros, acotó.

Según Ximenes, 74 personas fueron evacuadas en ese punto.

"Es un lugar de difícil acceso", declaró por su parte el gobernador Wilson Lima, citado en un comunicado.

El alcalde de Manaus, David Almeida, explicó que hay "más de mil zonas" con construcciones en laderas de colinas y montes en la ciudad, incluyendo 62 consideradas de "alto riesgo" y prometió más inversiones para prevenir catástrofes naturales.

En febrero pasado, derrumbes causados por precipitaciones récord dejaron 65 fallecidos en el litoral del estado de Sao Paulo (sureste).

Se estima que en Brasil 9,5 millones de personas viven en áreas de riesgo amenazadas por deslizamientos o inundaciones.

str-lg/rsr/llu