Los muertos por coronavirus en Italia repuntan a 353 en el último día

Agencia EFE
·3  min de lectura

Roma, 3 nov (EFE).- Un total de 353 personas murieron en Italia durante el último día a causa del coronavirus, el mayor aumento desde comienzos de mayo, y se registraron 28.244 nuevos contagios, mientras el Gobierno prepara un toque de queda nacional y nuevas restricciones.

En total 759.829 personas se han contagiado en Italia desde el inicio de la emergencia, a mediados de febrero, y, de estas, 39.412 han fallecido, de acuerdo al último boletín publicado hoy por el Ministerio de Sanidad.

La cifra de 353 defunciones contabilizadas en las últimas veinticuatro horas no se veía desde principios de mayo pasado y es muy superior al de los últimos días, cuando se rondaban las doscientas muertes diarias.

El dato de los 28.244 nuevos contagios está en la media de lo detectado en las últimas semanas, aunque por debajo de los 31.000 casos diarios que se alcanzó la semana pasada. No obstante entonces se superaron las 200.000 pruebas y hoy se hicieron 182.000.

Mientras, sigue aumentando la presión en los hospitales: de las 418.142 personas enfermas con covid-19, más de 23.000 están hospitalizados (1.477 más que ayer) y 2.225 requieren cuidados intensivos (+203).

Las región con más casos siguen siendo Lombardía (norte), con 6.804 nuevos positivos, en gran parte en su capital, Milán, seguida por la también septentrional Piamonte (3.169) y la meridional Campania (2.971).

Con estas cifras, el Gobierno italiano ultima un nuevo decreto con restricciones para frenar la pandemia y esta tarde debe mantener un encuentro telemático con los gobernadores de las regiones para acordarlo, una reunión que se está retrasando.

Se espera que el texto, en vigor hasta el 4 de diciembre, sea firmado entre esta noche y mañana.

El primer ministro italiano, Giuseppe Conte, desgranó el lunes estas medidas ante el Parlamento y anticipó la imposición de un toque de queda homogéneo en todo el país a partir de las diez de la noche, según un borrador filtrado por la prensa.

Sin embargo por el momento no se ha confirmado la hora del toque de queda, motivo de arduos debates en el seno de la coalición gobernante y entre los representantes de las regiones.

Además se cerrarán los museos, las exposiciones, los espacios recreativos y otros lugares similares.

Los centros comerciales quedarán también clausurados los fines de semana y festivos y se impondrá la enseñanza a distancia en la educación a partir de los 14 años.

El decreto establecerá tres zonas de riesgo y las restricciones en el territorio dependerán del nivel de alarma que cada región presente, para no perjudicar a las menos azotadas.

Las regiones que se prevé que queden en la "zona roja", la de mayores limitaciones, serán Lombardía y Piamonte, así como Calabria (sur), en este último caso por los escasos medios con los que cuenta, según explicó el alcalde de Reggio Calabria, Giuseppe Falcomatà, a la televisión pública RAI.

El presidente de la Federación de Colegios de Médicos italianos, Filippo Anelli, ha expresado su preocupación por esta oleada y ha pedido al Ejecutivo "medidas más agresivas" para evitar lo que, a su parecer, puede acabar siendo "un tsunami" para los hospitales.

En paralelo, el Gobierno estudia más ayudas por valor de hasta 1.500 millones de euros para indemnizar a las empresas y autónomos que se vean afectados por el nuevo decreto, lo que se sumaría a otro paquete de 5.400 millones aprobado hace una semana.

(c) Agencia EFE