Siete muertos por un choque en la ruta 22

LA NACION

Siete personas, entre ellas tres menores, murieron hoy por el choque de dos vehículos en el kilómetro 788 de la ruta nacional 22, entre la localidad bonaerense de Algarrobo y la pampeana de La Adela, según informaron fuentes policiales a la agencia Télam.

El siniestro ocurrió esta madrugada a unos 5 kilómetros al este del Meridiano V, en jurisdicción de Algarrobo, a pocos kilómetros de La Adela, a unos 280 kilómetros al sur de Santa Rosa de La Pampa.

El sargento Ezequiel Crisante, del Departamento Policial de La Adela, señaló a Télam que esa dependencia colabora para advertir a los automovilistas que el tránsito por la zona se vio afectado por un corte en la ruta a causa del siniestro.

Aunque no hay información oficial sobre cómo se originó el siniestro, el medio local La Brujula24 apuntó que involucró a una camioneta Peugeot Partner que viajaba en dirección a Bahía Blanca y chocó por detrás a una Chevrolet S10, lo que provocó esta última se cruzara de carril e impactara a un Renault Sandero que circulaba en sentido contrario.

Como consecuencia del impacto murieron el conductor de la S10, Cristian Luján, de 35 años, Patricia Acosta de 43 y dos menores de 14 y 7 años, según consigna La Brújula.

Además fallecieron Victor Hugo Susi de 43, Claudia Rosales de 44 y una menor de 9 años, todos ocupantes de la Sandero, mientras que el conductor de la Partner, Roberto Cedeño, de 65, resultó ileso, indicó.

En el lugar trabajaron policías y bomberos de Algarrobo junto a agentes del servicio de emergencias y los peritos policiales.

Todavía no se conocen más circunstancias acerca de los motivos por los cuales se produjeron las maniobras que desencadenaron la tragedia. El siniestro ocurrió en el inicio de la temporada estival, cuando se produce un aumento significativo del tránsito en rutas.

En las últimas horas se conoció un relevamiento realizado por la Cámara de Empresas de Control y Administración de Infracciones de Tránsito de la República Argentina (Cecaitra) según el cual seis de cada diez entrevistados se manifestaron de acuerdo con el establecimiento de un "corredor seco" a partir de la prohibición de la venta de alcohol en las rutas.