Tres muertos en un ataque suicida en el suroeste de Pakistán

·2  min de lectura

QUETTA, Pakistán (AP) — Al menos tres paramilitares murieron y 15 resultaron heridos el domingo en el inestable suroeste de Pakistán después de que un agresor suicida detonase sus explosivos cerca de un control de seguridad, según la policía.

El agresor avanzaba a pie hacia el control gestionado por el Cuerpo de Fronteras, una institución paramilitar, en la carretera entre Quetta y Mastung, unos 25 kilómetros (15 millas) al sur de Quetta, capital de la provincia de Baluchistán, indicó el oficial de policía Azhar Akram. Tras la explosión se encontraron algunos trozos de cuerpos que habían caído lejos del control de carretera, añadió.

Ningún grupo reclamó la autoría del ataque en un primer momento, pero grupos separatistas baluchis han reclamado ataques similares contra las fuerzas de seguridad. El ilegalizado Ejército de Liberación Baluchi y el Frente de Liberación Baluchi mantienen una insurgencia de bajo nivel desde hace casi dos décadas y aspiran a lograr la independencia de la provincia, rica en gas y minerales. En la región también hay presencia de milicianos islamistas.

Baluchistán, que hace frontera con Irán y Afganistán, es una provincia clave en el suroeste de Pakistán, donde China ha trabajado en proyectos relacionados con el Corredor Económico China-Pakistán. Los proyectos, que incluyen construcción de carreteras, centrales eléctricas y desarrollo agrícola, han costado miles de millones de dólares.

En los últimos años, China también ha jugado un papel crucial en el desarrollo del puerto de aguas profundas de Gwadar, en el mar Arábigo. Pero se han registrado ataques contra paquistaníes y chino que trabajan en los proyectos del corredor económico.

Un agresor suicida se inmoló el mes pasado cerca de un vehículo que llevaba a trabajadores chinos en la ciudad portuaria de Gwadar. En la explosión murieron dos niños paquistaníes que jugaban junto a la carretera, mientras que un ciudadano chino y dos paquistaníes resultaron heridos.

También el mes pasado, supuestos separatistas lanzaron una granada de mano contra una tienda que vendía banderas nacionales en Quetta. El ataque dejó un muerto y cuatro heridos, que compraban banderas para celebrar el Día de la Independencia de Paquistan.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.