Tres muertos y 41 rescatados en un naufragio de inmigrantes en España

Agencia EFE
·2  min de lectura

Santa Cruz de Tenerife (España), 26 mar (EFE).- Dos mujeres y un hombre murieron este viernes y otras 41 personas pudieron ser rescatadas del mar con vida tras volcar una embarcación precaria de inmigrantes junto a la costa meridional de la isla atlántica española de Tenerife.

El percance ocurrió cuando un buque de rescate se disponía a recogerlos de la patera en la que viajaban, confirmó a Efe un portavoz del servicio español de Salvamento Marítimo.

La Salvamar Alpheratz, la primera embarcación de rescate en llegar a la zona, se dirige al puerto de Los Cristianos con un fallecido y 36 supervivientes (30 varones, cuatro niños y un bebé).

Un pesquero que avistó la patera trasladó al muelle de Porís de Abona a las dos mujeres fallecidas y cinco supervivientes.

Según el servicio de emergencias de Canarias, una mujer embarazada fue evacuada en helicóptero a un centro hospitalario y otros cuatro inmigrantes recibieron asistencia sanitaria al llegar a tierra por hipotermia.

En la zona donde fue localizada la patera siguen desplegados varios barcos por si hubiera algún náufrago más.

34 INMIGRANTES MUERTOS EN 2021

Con estos tres fallecidos, el número de víctimas de la llamada "ruta migratoria atlántica" asciende a 34 este año, según las estadísticas que maneja el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

Estas personas tratan de alcanzar las costas españolas de las islas Canarias desde el continente africano, un fenómeno migratorio agravado en 2020 por la grave crisis sanitaria, económica y social causada por la pandemia de la covid-19.

ACNUR viene advirtiendo desde hace meses de que esta ruta se está convirtiendo en una de las más mortíferas del mundo. El año 2020 fue el segundo mayor de la historia en número de inmigrantes llegados de manera irregular a las Canarias (23.023), según datos oficiales, lo que causó una grave crisis de acogida humanitaria.

La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) calcula que en torno a 600 personas, como mínimo, perecieron el año pasado en esa travesía. ONG españolas estiman que el número supera el millar ampliamente.

Entre el 1 de enero y el 15 de marzo pasado, 2.580 personas llegaron de manera irregular a las Canarias, más del doble que en igual período de 2020, según el Ministerio español del Interior.

Quienes se aventuran en esta ruta se exponen a trayectos que pueden superar los 1.000 kilómetros, con hasta 10 o 12 días a bordo de embarcaciones precarias, no preparadas para la navegación en mar abierto.

(c) Agencia EFE