Denuncian comentarios en hospital de Melilla contra inmigrantes naufragados

Agencia EFE

Melilla, 27 nov (EFE).- UGT ha pedido que se abra una investigación por los comentarios que, según denuncia el sindicato, profirió un hombre que esperaba en Urgencias del Hospital Comarcal de Melilla contra un grupo de inmigrantes que habían sido trasladados al centro sanitario tras naufragar su patera.

En una nota de prensa, UGT ha expresado su "más profundo rechazo a la actitud que se produjo durante esa noche de algún energúmeno con actitud fascista y amenazante" hacia las personas que estaban allí.

La UGT se refiere así al incidente que ha difundido en las redes sociales la ONG Prodein, protagonizado por un individuo que, a la llegada a Urgencias de las ambulancias procedentes del puerto deportivo con inmigrantes en estado grave, a las 23.44 horas de ayer, muestra su rechazo a que sean atendidos en el sistema sanitario público.

En el vídeo, mientras las ambulancias llegan con los inmigrantes para su ingreso en Urgencias, en algunos casos mientras les hacen un masaje cardiaco, este individuo aboga por dar a los inmigrantes "una simple inyección, nada más", y dedica algunos insultos a las ONG dedicadas a atenderlos.

"Después llegan y saltan la frontera, y antes de que salten ya están aquí. Como me entre el bicho, mañana estoy en la cárcel, pero antes me llevo a cinco tíos por delante, todo lo que tenga el cargador", se le oye decir en este vídeo difundido por Prodein y sobre el que la UGT ha expresado públicamente su denuncia.

El sindicato ha aprovechado para agradecer públicamente los esfuerzos de los trabajadores de Salvamento Marítimo, ambulancias y profesionales sanitarios del Hospital Comarcal "para salvar la vida de muchas personas rescatadas anoche en las costas próximas a Melilla".

De igual forma, ha instado al Gobierno a "doblar los esfuerzos" para que el Mar Mediterráneo, del que ha destacado que es "cuna de la cultura y de la civilización mundial" deje de convertirse "en un cementerio de personas".

(c) Agencia EFE