Un muerto y cuatro heridos en protesta cocalera en suroeste de Colombia

Un campesino cosecha hojas de coca en una plantación en el departamento colombiano de Cauca, el 21 de junio de 2012 (AFP/Archivos | Luis Robayo)

Un muerto y cuatro heridos en el suroeste de Colombia dejaron enfrentamientos entre miembros de la fuerza pública y campesinos contrarios a la erradicación forzada de sus cultivos de coca, informó este jueves una fuente oficial.

"Más de 300 personas protestan desde el fin de semana en el municipio de Llorente, cerca de Tumaco, argumentando que el gobierno les ha incumplido los acuerdos de sustitución de cultivos ilícitos", dijo a AFP un portavoz de la gobernación del departamento de Nariño, con la mayor superficie del país de estos sembradíos.

Los manifestantes, que han quemado buses e interrumpido el paso entre la vía que conduce al convulso Tumaco, sobre el Pacífico y uno de los principales puntos de salida de cocaína del país, con la capital departamental Pasto, piden al gobierno que detenga la erradicación forzosa de sus cultivos, agregó.

Según sostuvo la Policía en un comunicado, las protestas están "motivadas por organizaciones criminales en la región, quienes obligan a los campesinos (a) arremeter contra los erradicadores manuales" de la fuerza pública.

Colombia es el principal cultivador mundial de hoja de coca, materia prima de la cocaína, con 96.000 hectáreas de sembradíos, y también el mayor productor de esa droga, con 646 toneladas en 2015, según la ONU.

Con 29.755 hectáreas sembradas, Nariño, fronterizo con Ecuador, es el departamento con más cultivos de hoja de coca del país. De ese total, 16.960 hectáreas están en Tumaco, de acuerdo con el organismo internacional.

El director de la policía antinarcóticos, general José Ángel Mendoza, informó este jueves que trasladó su despacho a la zona para "apoyar" a los miembros de la fuerza pública en las labores de erradicación.

Según las autoridades, en Tumaco operan bandas criminales y disidentes de las FARC, principal y más antigua guerrilla de Colombia, cuyas tropas se concentran en 26 zonas donde a finales de mayo deberán haber dejado las armas tras firmar un histórico acuerdo de paz.

Los narcotraficantes usan el municipio para producir y enviar droga para Norteamérica y Europa, utilizando a las naciones centroamericanas como territorios de tránsito.

El presidente Juan Manuel Santos reiteró este jueves que su gobierno espera sustituir este año de manera voluntaria 50.000 hectáreas de cultivos de uso ilícito y erradicar otras 50.000, en el marco del acuerdo sellado en noviembre con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC, marxistas).

En Tumaco, en lo corrido del año, las autoridades han erradicado 422 hectáreas con aspersión terrestre y 184 de forma manual.