Brote de neumonía en Tucumán: ya son seis los muertos y suman 22 los contagios

·3  min de lectura
El sanatorio Luz Médica de Tucumán fue evacuado durante el fin de semana
El sanatorio Luz Médica de Tucumán fue evacuado durante el fin de semana

SAN MIGUEL DE TUCUMÁN.—El Ministerio de Salud Pública de Tucumán confirmó once nuevos casos de neumonía bilateral vinculados con el brote de Legionella que ya se cobró seis vidas. De este modo, se elevó a 22 el número de pacientes infectados, todos con nexo epidemiológico en el sanatorio Luz Médica de la capital provincial, donde se originó la cadena de contagios. Durante el fin de semana, las autoridades sanitarias habían informado sobre los fallecimientos de tres pacientes, todos hombres, de 81, 64 y 48 años de edad, con comorbilidades, que estaban internados en grave estado, con lo que llegó a seis el total de fallecidos como consecuencia de del brote.

Fuentes del Ministerio de Salud confirmaron a LA NACION que permanecen internados con cuadros de neumonía bilateral seis pacientes, de los cuales tres se encuentran en grave estado, con asistencia respiratoria mecánica; mientras que otras 10 personas evolucionan en sus domicilios con seguimiento ambulatorio y menor riesgo.

El ministro de Salud de Tucumán, Luis Medina Ruiz, informó en conferencia de prensa que se estableció un cambio en el criterio de registro de los afectados por Legionella. “Ya conociendo que se trata de una bacteria, incluimos en los criterios a cualquier personal de la salud, cuidador, paciente, que durante agosto haya estado en el sanatorio Luz Médica y que presente síntomas como fiebre, catarro, dolor de cuerpo”, explicó.

Cuál es el grupo de alimentos que nueva evidencia asocia con más riesgo de cáncer y mortalidad cardiovascular

Sanatorio vacío

Durante el fin de semana, las autoridades sanitarias ordenaron la evacuación del sanatorio Luz Médica, que está ubicado en calle Marcos Paz al 900 de San Miguel de Tucumán, para prevenir nuevos contagios. En este sentido, se dispuso el traslado de 12 pacientes que estaban en terapia intensiva y otras salas de internación de esa clínica hasta el hospital Centro de Salud, donde continuarán con sus tratamientos. Paralelamente, el Ministerio de Salud ordenó distintas medidas para tratar de identificar el foco infeccioso que disparó los contagios con la bacteria Legionella, un agente que suele estar presente en depósitos de agua y en ductos de ventilación o refrigeración contaminados.

Medina Ruiz informó que se solicitó a las autoridades del sanatorio Luz Médica no realizar tareas de limpieza para facilitar esos peritajes. “Tenemos el sanatorio cerrado, comenzamos con una búsqueda para tener una certeza de dónde está la bacteria y después se determinará la responsabilidad”, agregó.

El ministro de Salud recordó que la enfermedad no se transmite de persona a persona, sino que se contagia, en la mayoría de los casos, por vía inhalatoria, a través del agua o el aire acondicionado, y que tiene un control y tratamiento con antibióticos. “El hecho de encontrar las causas, nos da muchas certezas sobre las medidas a tomar. Sabiendo que se trata de una bacteria, que no se contagia de persona a persona, esto nos permitió tomar otras medidas para controlar el brote”, acotó.

Por otro lado, el funcionario dijo que la letalidad de la legionelosis o “enfermedad del legionario”, como se conoce a la patología provocada por ese agente, “depende de la cantidad de bacterias que ingrese al organismo y de la persona contagiada”. En este sentido, recordó que “los pacientes fallecidos eran personas mayores y contaban con comorbilidades severas”.

Medina Ruiz insistió en que se trata de un brote focalizado vinculado con el sanatorio Luz Médica. “Hoy vemos que el brote es bien focalizado, no hay ninguna persona que esté con sospecha de esta enfermedad que no haya tenido contacto con el lugar de trabajo específico. Estamos continuando con la vigilancia epidemiológica”, concluyó.