Muertes por ataque de tiburón aumentaron en 2020, pero los ataques disminuyeron

Jason Lemon
·3  min de lectura

LAS MUERTES por ataque de tiburones alrededor del mundo aumentaron en 2020 y alcanzaron el nivel más alto que el mundo ha registrado en siete años, no obstante, en general las acometidas de estos animales fueron a la baja por tercer año consecutivo.

La Universidad de Florida publicó ayer lunes su Archivo de Ataques de Tiburones anual, que mostró un repunte significativo en las muertes por ataques de tiburón, mientras que la cantidad de humanos acometidos por estos animales disminuyó.

El año pasado hubo diez muertes a causa de mordidas de tiburón, el mismo nivel registrado en 2013. No obstante, este es un aumento notable en comparación con 2019, cuando solo se reportaron dos muertes por ataque de tiburón.

“Es un aumento considerable, pero todavía no es motivo de alarma”, dijo Gavin Naylor, director del programa de investigación de tiburones del Museo de Historia Natural de Florida, en un correo electrónico a Newsweek. “Esperamos alguna variación año tras año en los números de mordidas y muertes. Un año no marca una tendencia. El conteo total de mordidas en 2020 es extremadamente bajo, y los datos a largo plazo muestran que la cantidad de ataques fatales ha disminuido con el paso del tiempo”.

También lee: ¿Tiburones de 18 metros? Así crecieron hasta convertirse en los máximos depredadores del mar

La investigación documentó un total de 57 ataques de tiburón no provocados en 2020, un poco menos que los 64 en 2019. En 2018, hubo 66 ataques y cuatro muertes a causa de mordidas de tiburón.

Australia tuvo la mayor cantidad de muertes por ataque de tiburón el año pasado al registrar seis en total. Estados Unidos reportó tres muertes por la misma causa, mientras que se reportó una cerca de la costa de la isla caribeña de San Martín.

Aun cuando muchas personas les tienen miedo a los tiburones, los ataques y muertes son extremadamente raros, sobre todo si se considera que millones de personas en todo el mundo entran en el océano diariamente sin que las ataquen o muerdan. Hay más de 1,000 especies de tiburones alrededor del mundo y no todas representan una amenaza seria a los humanos.

Te interesa: Ballenas asesinas: destripan tiburones blancos para comerse sus hígados

Los tiburones blancos, tigres y sardas son considerados los “tres grandes” peligrosos, ya que tienen las mayores probabilidades de atacar y lastimar gravemente a los humanos por gran variedad de razones. “Son especies grandes que son capaces de infligir lesiones graves a una víctima, se encuentran comúnmente en áreas donde los humanos entran en el agua, y tienen dientes diseñados para rasgar en vez de atrapar”, explica el sitio web del Museo de Florida.

En Estados Unidos, el estado más común para ataques de tiburón en 2020 fue Florida, con 48 por ciento (o 16 ataques) del total de ataques en el país. Sin embargo, esto es solo la mitad del promedio anual del estado sureño en cinco años de 30 ataques. Después de Florida, Hawái reportó cinco ataques de tiburón, seguido por California con cuatro y Carolina del Norte con tres. Alabama, Maine, Delaware, Carolina del Sur y Oregón reportaron un ataque cada uno. N

—∞—

Publicado en cooperación con Newsweek / Published in cooperation with Newsweek