La muerte de un barrendero en Madrid lleva a reducir las horas de trabajo en la ola de calor

·2  min de lectura
Incendios en España

MADRID, 20 jul (Reuters) - La muerte de un barrendero madrileño a causa de un golpe de calor ha llevado a las empresas que prestan el servicio en la capital española a adoptar medidas que incluyen la interrupción del trabajo durante las olas de calor, según ha anunciado el alcalde de Madrid.

José Antonio González, de 60 años, falleció el sábado tras caer inconsciente en su trabajo el día anterior. Los servicios de emergencia informaron de que su temperatura corporal se acercaba a los 42 grados centígrados y que falleció en el hospital a causa de un golpe de calor.

El hijo del fallecido, Miguel Ángel González, declaró al diario El País que su padre esperaba que le prorrogaran un contrato de un mes y que estaba trabajando esa tarde porque había intercambiado turnos con un compañero.

"Estoy convencido de que él no paró de limpiar esa calle hasta que se desmayó. Pensaría que no le iban a renovar y estaba dándolo todo con tal de demostrar que valía", dijo.

Su contratista, Urbaser, no respondió a una petición de comentarios.

La muerte ha llevado a los sindicatos de trabajadores municipales a pedir un cambio en las condiciones de trabajo. El martes, los sindicatos y los contratistas que prestan servicios municipales —Cespa, Urbaser, OHL, Urbaser, Acciona y FCC— firmaron un nuevo acuerdo que suspende el barrido de las calles en las tardes en las que las temperaturas medias superen los 39 grados.

A partir de ciertas temperaturas, las empresas también deberán proporcionar crema solar y gorras a los 7.000 trabajadores que emplean y utilizar únicamente vehículos con aire acondicionado.

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, aplaudió el acuerdo en un tuit el martes por la noche. "La desgraciada muerte que vivimos el pasado sábado no se puede volver a permitir", dijo.

Sin embargo, el acuerdo llegó demasiado tarde para otro barrendero madrileño, que se desplomó con un golpe de calor el martes y fue ingresado en el hospital, donde permanece en estado "muy grave", según el hospital.

El País informó de que durante la última ola de calor, al menos 14 limpiadores de Madrid fueron atendidos por mareos y vómitos. El Ayuntamiento de Madrid no respondió a una solicitud de información de Reuters.

Los servicios de emergencia luchaban el miércoles contra los incendios en todo el sur de Europa, mientras en Londres se advertía, tras el día más caluroso de Reino Unido, de la necesidad de intensificar la lucha contra el cambio climático.

(Reporte de Belén Carreño, edición de Aislinn Laing y Nick Macfie; traducción de Flora Gómez)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.