Mueren al menos 23 militares afganos en ataques con camiones bomba

·3  min de lectura

Kabul, 6 jun (EFE).- Al menos 23 miembros de las tropas afganas murieron y varios más resultaron heridos durante las últimas 24 horas en tres ataques de los talibanes con camiones cargados de explosivos contra puestos de seguridad en el noroeste de Afganistán.

El primer atentado con un camión cargado de explosivos se produjo anoche contra un puesto de control del Ejército en el distrito de Shahrak, en la provincia de Ghor, informó en un comunicado el gobernador provincial, Abdul Wadoud Faizada.

En el ataque nueve miembros de las fuerzas de seguridad murieron y otros seis se encuentran desaparecidos, anotó.

El segundo ataque, que tuvo como objetivo el cuartel general de la Policía en el distrito de Qaisar, en la provincia de Faryab, comenzó también anoche con la detonación de un camión cargado de explosivos, reveló a Efe un miembro del Consejo Provincial, que pidió el anonimato.

En la acción al menos 14 miembros de las fuerzas de seguridad murieron, incluido el jefe de Policía, y otros 16 "fueron tomados como rehenes" por los talibanes.

Además, reveló la fuente, continúa "un combate encarnizado" en la oficina del gobernador del distrito y en una base militar cercana.

En el tercer ataque con un camión cargado de explosivos y posterior tiroteo, que empezó hacia el mediodía de hoy en el cuartel general de la Policía en el distrito de Balkh de la provincia homónima y continúa, se desconoce el número de víctimas, dijo a Efe el portavoz del gobernador provincial, Munir Ahmad Farhad.

REIVINDICACION DE LOS TALIBANES

Los talibanes reivindicaron la autoría de los tres ataques, en los que aseguraron haber matado o herido a decenas de miembros de las fuerzas de seguridad afganas.

En el ataque en Balkh, un atacante suicida detonó los explosivos que portaba en un camión, matando o hiriendo "a decenas de oficiales de policía, soldados y miembros de los servicios de inteligencia", dijo en Twitter el principal portavoz talibán, Zabihullah Mujahid.

El Ministerio de Defensa, en su boletín diario, aseguró por su parte que durante los combates de las últimas 24 horas en 17 de las 34 provincias afganas, al menos 167 insurgentes murieron y otros 59 resultaron heridos.

Afganistán ha vivido un aumento drástico de la violencia desde el inicio oficial el pasado 1 de mayo de la última fase de la retirada de las tropas extranjeras del país, que tiene previsto concluir antes del 11 de septiembre, cuando se cumplen dos décadas de los atentados que desencadenaron la invasión estadounidense.

En este último mes los talibanes han tomado bajo su control al menos nueve distritos, mientras prosiguen los esfuerzos para reanudar las conversaciones de paz intraafganas iniciadas el pasado septiembre en Doha y que llevan cinco meses estancadas.

El representante especial de EE.UU. para la reconciliación afgana, Zalmay Khalilzad, se encuentra este domingo en Kabul, donde se reunió con el presidente afgano, Ashraf Ghani, para discutir "la paz y la nueva etapa en las relaciones entre los dos países", según detalló el Palacio Presidencial en un comunicado.

Está previsto que Khalilzad también viaje a Doha, donde tratará de impulsar un proceso de paz que busca poner fin de manera dialogada a casi dos décadas de guerra en Afganistán. EFE

bks-mt/jrr

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.