Muere rescatista en incendio por accidente ferroviario en Nuevo León

MONTERREY, NL., diciembre 30 (EL UNIVERSAL).- Un elemento de búsqueda y rescate perdió la vida y otro más resultó lesionado este viernes por la tarde, al registrarse un flamazo e incendio, cuando personal de diversos cuerpos de auxilio realizaba labores para eliminar riesgos, luego que cerca del mediodía una máquina de tren carguero había impactado a un autotanque con 62 mil litros de gasolina, originándose un incendio que consumió el hidrocarburo y afectó tres vagones del ferrocarril donde eran transportados cerca de 30 vehículos automotrices.

Al actualizar información sobre el accidente, registrado a la altura del kilómetro 24 de la carretera a Colombia, en el cruce con las vías del ferrocarril a Nuevo Laredo, en el municipio de Salinas Victoria, Protección Civil de Nuevo León informó que cuando se realizaban maniobras con una grúa para eliminar riesgos y despejar la zona a fin de reanudar la circulación, hubo un derrame de material combustible y por un flamazo debido a la fricción, se volvieron a incendiar varios vagones del tren.

A raíz de las lesiones que sufrió en el nuevo incendio, murió mientras era atendido en el Hospital General de Zona número 6 del IMSS, un elemento de búsqueda y rescate identificado como Carlos "N" de 25 años de edad, al tiempo que otro socorrista de nombre Carlos Ruiz, de edad no especificada, y que también resultó herido en el incidente, fue reportado en condición estable en el Hospital Universitario.

El accidente ocurrió en el mismo sitio donde alrededor del mediodía una máquina de ferrocarril de la empresa Kansas City que arrastraba 99 vagones, impactó a una pipa cargada con 62 mil litros de combustible, ocasionando un incendio que consumió totalmente el hidrocarburo y se extendió a tres vagones del tren en los que eran transportados cerca de 30 vehículos automotrices marca Mustang, sin que hasta ese momento se reportan personas fallecidas o lesionadas, pues el conductor del tractocamión logró salir a tiempo.

Ante la magnitud del incendio y el riesgo de que se propagara a establecimientos cercanos, fueron evacuados unos 20 operadores del transporte carretero que descansaban en una pensión cercana, siendo cerrada la carretera Monterrey-Colombia en ambos sentidos, para evitar riesgos y que decenas de bomberos y elementos de diversos cuerpos de auxilio pudieran realizar los trabajos de control y sofocación del fuego.

El incendio ocasionó daños en los postes y líneas de energía ecléctica, provocando que unos diez mil usuarios de la zona se quedaran sin el mencionado servicio.