Rusia destroza las infraestructuras de Ucrania y confía en el "éxito" de su ofensiva

Rusia prosiguió el miércoles su estrategia de bombardear las infraestructuras de Ucrania, provocando cortes en el suministro de agua y electricidad de varias ciudades, y se dijo segura del "éxito" de su ofensiva pese a sus reveses en nueve meses de guerra.

Rusia disparó "unos 70 misiles de crucero" contra Ucrania y 51 de ellos fueron interceptados, informó la Fuerza Aérea ucraniana. Además, "cinco drones suicidas de tipo lancet fueron derribados en el sur del país", añadió.

El presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, tiene la intención de denunciará los bombardeos rusos ante una reunión urgente del Consejo de Seguridad de la ONU convocada por su país.

"El asesinato de civiles y la destrucción de la infraestructura civil son actos de terror. Ucrania sigue exigiendo una respuesta decidida de la comunidad internacional a estos crímenes", declaró al anunciar la convocatoria.

Los bombardeos, que dejaron al menos seis muertos y 36 heridos según las autoridades ucranianas, azotaron la ya maltrecha red eléctrica del país y provocaron la desconexión de tres centrales nucleares.

Los bombardeos rusos se producen tras una serie de retrocesos rusos en el campo de batalla, incluida la retirada de sus tropas de la ciudad de Jersón (sur).

Sin embargo, Rusia se muestra confiada en el desenlace de esta operación, que se inició con la invasión de Ucrania el 24 de febrero.

"No cabe la menor duda sobre el futuro y el éxito de la operación especial", aseguró el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, recurriendo a la terminología con la cual Moscú se refiere a la ofensiva militar en Ucrania.

- Sin luz ni agua -

El alcalde de Kiev, Vitali Klitschko, informó que "tres personas" murieron en Kiev, entre ellas una joven de 17 años.

El suministro de agua quedó suspendido en la capital y el gobernador regional, Oleksi Kuleba, indicó que "toda la región" estaba sin luz.

Las autoridades lograron sin embargo restablecer la electricidad en una parte de la ciudad.

En Leópolis (oeste), la electricidad volvió de manera parcial a última hora de la tarde, según las autoridades. La segunda ciudad del país, Járkov, en el noreste, seguía por su parte sin luz.

Los bombardeos también se sintieron en la vecina Moldavia, que dio parte de "apagones masivos en todo el país".

El secretario de Defensa de Estados Unidos, Lloyd Austin, dijo que Moscú podría verse obligada a limitar sus operaciones en Ucrania en el futuro ya que sufre de una "escasez significativa" de municiones para su artillería.

Washington anunció una ayuda adicional de 400 millones de dólares a Ucrania, que incluye "armas, municiones y equipos de defensa aérea".

Este nuevo apoyo lleva la ayuda total de Estados Unidos a más de 19.000 millones de dólares desde el inicio del conflicto.

- Maternidad bombardeada -

En Vilniansk, en la región sureña de Zaporiyia, un recién nacido murió en un bombardeo ruso contra una maternidad.

"El enemigo decidió una vez más tratar de lograr mediante el terror y el asesinato lo que no pudo lograr en nueve meses", denunció Zelenski en Telegram.

Rusia "tendrá que rendir cuentas por todo el daño que ha hecho a nuestro país", agregó.

Vilniansk está a 45 km de la línea de frente, en el norte de la región de Zaporiyia, la mayor parte de la cual está ocupada por Moscú.

La plenaria del Parlamento Europeo aprobó una resolución que califica a Rusia como un "país promotor del terrorismo".

A pesar de los intensos combates, especialmente en el este, Moscú y Kiev siguen canjeando prisioneros de guerra.

"Hoy se produjo un nuevo intercambio con Kiev según la fórmula 35 por 35", dijo el miércoles un alto funcionario de la autoridad de ocupación rusa, Denis Pushilin.

bur-ant/pop/meb/an/sag/js