Muere Paul Hornung, que ayudó a forjar dinastía de Packers

Associated Press
·2  min de lectura
ARCHIVO - En imagen de archivo del 10 de agosto de 1959, Paul Hornung (5), de los Packers de Green Bay, se abre paso entre la línea defensiva en un duelo interescuadras en Green Bay, Wisconsin. (AP Foto, archivo)
ARCHIVO - En imagen de archivo del 10 de agosto de 1959, Paul Hornung (5), de los Packers de Green Bay, se abre paso entre la línea defensiva en un duelo interescuadras en Green Bay, Wisconsin. (AP Foto, archivo)

LOUISVILLE, Kentucky, EE.UU. (AP) — Paul Hornung, el brillante “Golden Boy” de los Packers de Green Bay cuya singular habilidad de generar puntos como corredor, receptor, quarterback y pateador ayudó a convertir al equipo en una dinastía de la NFL, murió el viernes. Tenía 84 años.

La familia de Hornung confirmó su deceso a la Comisión del Deporte de Louisville y al Salón de la Fama del fútbol americano profesional.

Hornung ganó el Trofeo Heisman en 1956 con Notre Dame. Fue el Jugador Más Valioso de la NFL en 1961 y formó parte de cuatro equipos campeones de la liga (1961, 1962, 1965 y 1966).

Ingresó al Salón de la Fama en 1986.

“La familia entera del Salón de la Fama del Fútbol Americano Profesional lamenta el deceso de Paul Hornung”, dijo David Baker, presidente y director general del Salón, en Canton, Ohio. “Fue un jugador sobresaliente y un hombre increíble. Mantendremos vivo por siempre su legado para que sirva como una inspiración para futuras generaciones. La bandera del Salón de la Fama ondeará a media asta en recuerdo de Paul”.

En julio de 2016, Hornung presentó una demanda contra el fabricante de equipo Riddell Inc., argumentando que los cascos de esa marca que él utilizó durante su carrera profesional no lo protegieron de lesiones cerebrales. Hornung sufrió múltiples conmociones cerebrales con los Packers y se le diagnosticó demencia, de acuerdo con la demanda.

Hornung y otra estrella de la liga, Alex Karras, de Detroit, fueron suspendidos en 1963 por el entonces comisionado Pete Rozelle por realizar apuestas para juegos de la NFL y relacionarse con personas indeseables. Regresaron a la NFL al año siguiente.

Hornung ganó el Heisman como quarterback, pero pasó a la posición de halfback al iniciar su carrera profesional y fue uno de los jugadores más dinámicos de la NFL con Green Bay.

Jugando al lado de numerosos futuros miembros del Salón de la Fama, Hornung era uno de los favoritos del coach de los Packers, Vince Lombardi.

Por tres temporadas consecutivas, de 1959 a 1961, Hornung fue el líder de la NFL en puntos. En 1960 totalizó 176 puntos, cifra que se mantuvo como récord de la liga hasta que el running back LaDainian Tomlinson la rebasó 46 años después.